jueves, 31 de diciembre de 2015

La fiesta de la Hermandad Sacerdotal


La Hermandad Sacerdotal de la parroquia de San Miguel y San Sebastián la componen los sacerdotes que, o bien han nacido en su demarcación, o han pasado por ella realizando con algún cargo de trabajo pastoral. Formamos una asociación donde, sobre todo, celebramos ser hermanos en el sacerdocio. Somos alrededor de veinte curas y nos reunimos dos veces al año. Uno al inicio del verano y otra a final de año, Como ocurrió ayer martes día 29 de diciembre. Yo pertenezco a ella pues estuve trabajando pastoralmente allí durante cuatro años (en el tiempo de Maricastaña: cuando Franco se murió)

El objetivo de dicha asociación está en unirnos más como sacerdotes, sintiéndonos hermanos, fomentar la amistad entre nosotros, intercambiar opiniones y proyectos
pastorales y ayudarnos unos de otros. A veces es una entelequia: a algunos sólo los conozco de vista. Las reuniones son sencillas: celebramos juntos la Santa Misa, hacemos la reunión preceptiva, y después comemos juntos en un restaurante cercano a la parroquia.


Ayer fue el día elegido para tal reunión. Hubo Misa y… después mesa. A ambas acudió nuestro arzobispo Antonio Cañizares, con quien todos (algunos más que otros) compartimos entretenidos y chispeantes (!) diálogos.

martes, 29 de diciembre de 2015

Taizé: La alegría de la hospitalidad


Ya tenemos albergados, en muchos de los hogares de nuestra parroquia, a los jóvenes que han venido de toda Europa a realizar la llamada "Peregrinación de Confianza" de los jóvenes de Taizé. También en el resto de la ciudad y en su área metropolitana se han alojado miles de jóvenes que sin duda han llenado de la ilusión juvenil a muchos hogares. En la parroquia de San Antonio de Padua,  la mayoría son franceses, ucranianos, polacos, también los hay de México y Colombia y de Sevilla y también de Barcelona, como es el caso de las tres chicas que se albergan en mi casa.

Sentirse acompañados de gentes nuevas, realizar de un modo muy concreto ese deber de solidaridad y acogida que todo corazón humano (y más cristiano) añora construir, es una verdadera satisfacción para uno mismo.

Aunque algunas cosas de tu rutina diaria se alteren (sobre todo para los que vivimos siempre y habitualmente solos). Pero si todo ayuda a que nos sintamos un solo pueblo, vivamos la unidad de los seres humanos, y construyamos el amor de Cristo de un modo tan concreto, bien vale la pena.


lunes, 28 de diciembre de 2015

Navidad: "Si non e vero e ben trovato"



Estos días hemos recibido por el teléfono móvil muchísimos mensajes deseándonos felicidad para estos días de Navidad. Mensajes que eran de todo color y pelaje. Algunos hacían referencia directa al sentido religioso de esta fiesta. Otras felicitaciones apelaban a la magia, la ilusión, la alegría de la Navidad, refiriéndose con frecuencia al consumo desaforado, o a las pantagruélicas comidas navideñas o a las chispeantes bebidas espirituosas que se compartían con un señor gordo vestido de rojo de sonrosadas mejillas y barbas blancas.

En verdad, hay Navidad para todos, creyentes, indiferentes, rutinarios, y por qué no, no creyentes. A nivel icónico, las fotos e imágenes evocadoras de la Navidad han sido también muy variopintas: desde lo más cursi o “kitsch” hasta lo más elegante o sofisticado.

Algunos amigos, que no son creyentes, no han caído en el anacronismo de desearme las felices fiestas del solsticio de invierno. Ese modo de felicitar, evocando un paganismo más que trasnochado, es tan cursi y tan rebuscado como el que para felicitar las Navidades, tiene que soltar un discurso piadoso o beato.

Al final uno descubre que la Navidad y su espíritu responde a ese deseo innato de felicidad que todos tenemos dentro de nosotros mismos y que como una pelota rebota convirtiéndola en deseo y cumplimiento en los demás. Y es que si no existiera la Navidad, habría que inventarla.

De un buen amigo que ya no es creyente he recibido el obsequio de su felicitación sin hacer referencia al misterio cristiano pero señalando la belleza que es fuente de felicidad: una de bellísima pintura de Giorgione: “Los tres filósofos”) que ha sido un buen anticipo del deseo de verme feliz en estos días navideños.


Gracias, buen amigo…

miércoles, 23 de diciembre de 2015

Adviento 2015


Esperando la Luz del Mundo

Tercer y Cuarto Domingo de Adviento 2015 - Misa de las Familias - San Antonio de Padua Valencia.


Del Blog de San Antonio de Padua. Valencia
"Estás viendo, Señor, cómo tu pueblo espera en fe la fiesta del nacimiento de tu Hijo; concédenos recibirlo en fe como María, que lo acogió antes en su corazón que en su vientre." Amén

sábado, 19 de diciembre de 2015

Guía para votar en cristiano


Mi guía para votar siguiendo el evangelio de Jesús.

Seguramente estaréis muchos de vosotros, como me ocurre a mí, totalmente desconcertados,  porque a las pocas horas de las elecciones todavía no estoy decidido a quién votar. Ningún partido me convence ni ninguno de sus líderes me atraen..

Así, que esto haré: por de pronto no dejaré de ir a votar y tampoco votaré en blanco. Aunque me lo pide el cuerpo, creo que no es el mejor camino, porque desatas las manos de más de un político que no merece colarse en el poder por la indiferencia o pasotismo de sus electores.

Me considero un ser humano y después un creyente cristiano (por este orden). Y no quiero ser religioso en el sentido tradicional del término -ese arcana relación Dios-yo-, sino un creyente en Jesús de Nazaret, el resucitado, con quien me encuentro siempre que despierto en mi la experiencia reconfortante de la fe. Antes de todo eso, repito, me percibo como un ser humano.Siento pertenecer a una fraternidad primigenia que es la que me une a la condición humana. Por eso a la hora de decidir mi voto, lo voy hacer primero considerando mi situación de ser humano ("Etsi Deus non esset") que tiene que convivir con los demás (fraternidad) y tratar de construir y exigir una sociedad más justa, solidaria e igaulitaria.

Yo me voy a exigir, cuando elija la papeleta que depositaré en la urna de los votos, que recuerde primeramente que soy un miembro de la humanidad, un componente de la sociedad, y por último un ser humano que especialmente cree en otro ser humano que resultó ser el hijo de Dios. Me desembarazaré de todo prejuicio, de toda ideología, de toda tradición eclesiástica y adoctrinamientos morales y contrastaré todas las promesas y programas que estos días los líderes políticos presentan, anunciándolo con gritos y no disimulada ira, con lo que dice el pacífico, claro y comprometido Evangelio de Jesús. Dejaré aparte en ese momento la llamada doctrina de la Iglesia que muchas veces aparece infectada de ideología, de miedo a perder influencia, y votaré al partido -me da igual que sea de derechas, centro o izquierda- que más posible relación tenga con el mensaje, la palabra, y la acción liberadorade Jesús de Nazaret, el Cristo.

Que me ha enseñado Taize

"Os ofrezco aquí el último artículo dedicado a Taizé que he escrito con ocasión del encuentro de Valencia. En él describo que me ha enseñado Taizé que he seguido y sigo aplicando en mi vida.



QUÉ ME HA ENSEÑADO TAIZÉ

He de confesar que en un principio fui reacio a ir a Taizé, muchos amigos me decían “Hay que ir… debes ir… te gustará” lo que producía en mi un efecto rechazo que me quitaba las ganas de acercarme a ese lugar. Sin embargo, a los veinticinco años decidí viajar solo a esta pequeña aldea de la Borgoña francesa para pasar una semana en silencio (alguien que conoce muy bien la comunidad me dijo que esa era la verdadera manera de descubrir Taizé) e intentar responder a algunas cuestiones que me preocupaban en aquel entonces. Mi primera sorpresa llegó cuando me dijeron que no pensara en nada, que debía alcanzar el silencio interior, que si reflexionaba, si hablaba conmigo mismo, si intentaba darme respuestas, el ruido producido por esta actividad no sería un verdadero silencio. En un primer momento no comprendí esto ¿Cómo voy a resolver mis problemas si no pienso en ellos? La respuesta era sencilla, “la oración en silencio supone eso: parar, dejar un hueco, un espacio en el que el Espíritu pueda alojarse para que sople sobre nosotros mostrándonos la senda que debemos seguir. Taizé no es el lugar para resolver los problemas, estos deben solucionarse en casa, sino un espacio privilegiado en el que podemos vaciarnos para que Dios se introduzca en nuestro interior y oriente nuestra marcha hacia nuestra propia felicidad y la de los demás”.

Tal vez esto ya sea una enseñanza lo suficientemente valiosa para un cristiano y justifica por si misma la existencia de esta comunidad: aprender a orar a través del silencio interior, no predeterminar al Espíritu con nuestra verborrea sino abrirnos con humildad a su presencia, eliminar los ruidos interiores en los que vivimos constantemente… Sin embargo, Taizé no me ha mostrado solo esto. La segunda gran enseñanza que he aprendido comenzó a dibujarse en mi mente cuando fui asimilando el carácter ecuménico de la comunidad ¿Cómo pueden convivir distintas ramas cristianas sin problemas? ¿Qué nos permite orar juntos mientras en algunos lugares todo son problemas entre distintas confesiones? La respuesta llegó pronto: en esta comunidad se atiende a lo esencial, se busca la simplicidad, lo común que nos une a todos ¿Y qué es lo esencial? La fe en Jesucristo que es amor; y si lo importante es el amor, lo accesorio será positivo y válido en la medida que nos lleve a este y negativo en la medida que nos aleje de él. ¡Cuán diferente sería nuestra vida de cristianos (y de cualquier persona) si nos centrásemos en lo importante y olvidásemos matices y teorías que solamente sirven para discutir y separarse!

La tercera cuestión sobre la que quisiera incidir la describía un amigo mío de un modo muy gráfico, “en este lugar te pones blandito” y así es. Todo en Taizé ayuda a ser bondadoso, a colaborar con el de al lado, a sacar lo mejor de uno mismo. No se trata de una imposición sino de un contagio, el ambiente que se crea hace que sea más fácil comportarte así que de otro modo, actos que en otros lugares serían ridículos e impensables, surgen aquí de un modo espontáneo. Todo ello a pesar de que la comunidad tiene sus problemas y defectos (como todo conjunto humano) y de que no es, ni mucho menos, perfecta.

Ahora tenemos una oportunidad única para poder vivir esto en Valencia. Creo que es algo que debemos aprovechar porque difícilmente se volverá a dar una ocasión como esta en un futuro cercano. Un encuentro como este tiene muchas más cosas que aportarnos de aquellas que he indicado hasta ahora: unas oraciones sencillas pero ricas, una experiencia de fraternidad desde el trabajo común, unos cantos cuidados, una atención preferente a los jóvenes, una fe vivida desde la alegría y la esperanza, el encuentro con personas de diferentes países que también viven la fe como nosotros, etc. En un entorno en el que los cristianos somos minoría, tener la oportunidad de compartir y orar con cristianos de otras confesiones nos va a enriquecer a todos. Conocer la potencia del amor para ofrecer una alternativa de esperanza al mundo de hoy es algo que no podemos dejar pasar".

De El blog de Enric Frechina

jueves, 17 de diciembre de 2015

Una gran pelicula de espías "spielbergianos",


El puente de los espías”, es la última película del director Steven Spielberg. Y es una película al cien por cien  "spielbergiana", fiel al modo de hacer de este director y gran cineasta: sus mensajes y temas, sus citas, gustos y guiños cinéfilos, su amor a los géneros, su discurso familiar y humanista y, cómo  no, su sentido de la puesta en escena, para mí a veces discutible. Pero aquí, sabia y armónicamente sitúa plano a plano y sin que le sobre uno, su historia.

La película comienza con diez minutos prodigiosos: una admirables secuencia donde sin mediar casi palabra, nos presenta a los dos principales personajes: el espía ruso (Mark Reylance, qué soberbio actor), el abogado defensor  (un Tom Hamks, que a mí personalmente no me dice nada, siempre me parece “Forrest Gump”). Spielberg es un discípulo aventajado, aplicado y sobresaliente de Hitchcock y esta secuencia, y otras más, está llena de homenajes al director maestro del suspense que hizo algo parecido en “Topaz”. Hacia ya a la mitad del filme, cuando parece que el asunto narrativo está ya agotado, la película da un giro en donde de nuevo prende la atención y el interés del espectador. Éste acierto atribuible sin duda a la escritura del guión hace que el espectador se fije en quien lo ha escrito: los hermanos Cohen. Hay que aplaudir también el acierto de los diálogos y el perfecto perfilado de los personajes.



En El puente de los espías”, Steven Spielberg vuelve una vez más a presentarnos a un personaje digno de toda admiración y alabanza, un hombre que quiere seguir el dictado de su conciencia, contra todos, e intenta por todos los medios, hacer el bien y ayudar a los demás. En algún momento pensé en “La lista de Schindler”, al considerar el perfil humano del protagonista. Es muy digno de resaltar que en medio de tantos personajes y protagonistas ruines o cuando no baladíes del cine contemporáneo, verdaderos antiheroes,  se nos presente a este hombre, el abogado de la película, como un ser íntegro, solidario, honrado: también recuerda Atticus, el protagonista de "Matar a un ruiseñor". La mirada hacia la infancia, la presencia de la televisión tan recurrente en el cine de Spielberg, se muestra igualmente así como y la importancia del núcleo familiar.

miércoles, 16 de diciembre de 2015

Más Taizė



De nuevo Taizé. Os invitamos a la oración que el proximo jueves realizaremos en la Parroquia. Es un tiempo ( a mi se me hace corto) de paz y sosiego, de cercania de Dios. Puedeser una oportunidad de encontarte con el amiogo que nunca falla: Cristo.

martes, 15 de diciembre de 2015

¡Quiero ser como Beckham!



De cómo una comedia menor se ha tranformado en un filme reivindicativo con, además,  de un amplio sentido del humor, la apología y  defensa de los cambios legitimos que exigen las mujeres. Con la excusa el deporte del futbol, unas mujeres luchan contra tradiciones obsoletas, contumbres desfasadas y oportunidades perdidas.

Todo con un gran sentido de buen humor y trangresion de los prejuicios raciales.
Divertida pelicula, alegre comedia, buen discurso sobre la cuturalidad.

El proximo viernes , a las 21.00 . La podremos dispfrutar en nusetra sesion de cineforum mensual de todos los viernes . Entrada libre. Acude. 

Indecente, ruin, miserable:¡Quien es quien?



Supongo que anoche no sería yo el único que no vio el debate de las elecciones generales. Al principio estuve zapeando y sintonicé el anunciado programa de debate de dos señores que a mi no me representan. Aunque fue sólo un minuto y con lo que vi, tuve más que suficiente: alrededor de una mesa que me parecía de camilla vi a un señor crispado y  con el ceño fruncido y a otro con pose de don Tancredo y cierta suficiencia. Así que inmediatamente cambié de canal y me puse a ver un rato a una jovencísima Lola Flores que cantaba y bailaba la en la película "Embrujo" de 1947 y que estaba emitiendo la2. (Por cierto, un ciclo de cine español completísimo y magnífico).
 
Después, pensándolo mejor para tener una buena velada, me puse en el DVD  la bellísima ópera “Norma" de Bellini. Qué maravilla, qué belleza. Incluso después tuve tiempo de leer, antes de dormir, varios capítulos de la novela de Paul Auster "Brooklyn follies”. Fue una buena velada.

Esta mañana, por la prensa, ya me he informado de lo que fue el debate: hostilidades e insultos, cosa que suelen hacer los políticos desesperados. Que con su pan se lo coman. Yo no pienso hacerles el juego y creo que soy un hombre muy politizado.


miércoles, 9 de diciembre de 2015

Cristianos entre tiros y bombas: un testimonio


¡No os olvidéis de los cristianos perseguidos! Los medios de comunicacion muchas veces presentan noticias efímeras. Los tritulares de las portadas de los periódicos se cambian diariamente. Hasta el sufrimento humano, en una soceidad tan friviola como la nuestra, pasa de moda.

Por eso no hemos de olvidar nunca a los que sufren, sea un clamor en la tele o sea silenciado u olvidado en los demas medios. ¡Muchos cristianos, sólo por serlo, está siendo pereseguidos hasta la muerte!

En esta Parroquia de San Antonio de Pádua, el sábado próximo, la hermana Guadalupe, religiosa en Siria, nos dará su testimonio despues de la Eucaristía en la que rezaremos especialmente por ellos.

Cuatro días en el Rocío



He pasado cuatro días  con la Hermandad del Rocío de Valencia, recordando los recientes tiempos en que era su consiliario. Su directorr espiritual me pidió que lo sustituyera. Y así lo he hecho. Aprovechando el puente de la Inmaculada, la aldea de Almonte, estaba llena de  peregrinos. Allí ha acudido tanta gente, que parecía un día de Romería de Mayo.

Todas las Hermandades filiales deben acudir a lo largo del curso a celebrar una Misa delante de la Virgen, en su ermita. La de Valencia ha acudido a cumplir tal requisto y yo, como capellán la he acompañado. La religiosidad popular tan aparentemente sencilla, pero con sus complejidades, ha sido objeto de mi reflexión  personal, ahora que ando ya por mi nuevo trabajo pastoral, algo alejado de ella. ¿Ha sido un éxito esta peregrinación? La medida no es el cumplimiento correcto de los actos programados, sino si la pregrinación nos ha acercado un poco más a Jesús el hijo de María, si nos ha ayudado a vivir nuestro testimonio de cristianos.

Ahora mismo estoy volviendo ya a Valencia. Es un tiempo dulce el empleado, pero cansado: son 773 km.de ida y otros tantos de vuelta en autobús.

lunes, 7 de diciembre de 2015

Leviatán: el mar, el hombre y sus demonios


En el corazón del mar, en el corazón del hombre.

Con la película "En el corazón del mar" (EEUU, 2015) de Ron Howard, regresa una historia memorable en el mundo del cine que fue la película basada en el bello relato que escribió Hermann Melville: "Moby Dick, la ballena blanca" y cuya referencia cinematográfica es el filme que John Huston realizara en 1959: todo un clásico. Ahora las cosas han cambiado, el espectador de películas ha perdido, por saturación, la inocencia y el romanticismo de las imágenes. La versión nueva que hoy se  nos ofrece responde a los focos de atención de esta época posmoderna: se inspira más en el hecho histórico que dio origen a la novela. Quizá aquí esté la debilidad de la película: intentar crear un mito a través de la desconstrucción de otro mito.Y es que después de "Tiburón" de Steven Spielberg, es bien difícil superar la historia y hazaña de la lucha titánica entre el hombre y la bestia trasunto habitual de la historia del ser humano que se enfrenta a sus demonios.

Aunque le falte la emoción que todo gran relato más grande que la vida debe poseer, la película de Ron Howard está, sin embargo muy bien realizada técnicamente, pensada como muchas películas suyas, para agradar al espectador asiduo, consumidor de palomitas, de las salas de multicines a quien este tipo de cintas no le decepciona. Sus distintos elementos están muy bien logrados: una interpretación brillante como la de su protagonista el actor, Chris Hemsworth, junto con una maravillosa fotografía y un buen uso de los efectos especiales.  Aunque le falte una planificación más pausada es todo un buen plato de espectáculo digerible para todos los públicos.

Incluso el mismo guión se sale muchas veces de las espectativas rutinarias del espectador de este género e intenta trascender algunos de sus momentos tópicos, lo cual es de agradecer en esta clase de películas ya casi de argumento rutinario. La codicia y la ambición, el amor propio que se convierte en pasión de orgullo, el deseo de llegar hasta el límite de la posibilidades humanas, la atracción y el terror al hollar tierra  sagrada y el afán del conocimiento de lo desconocido y lo numinoso se apuntan, aunque con poca profundidad, en esta película de aventuras más que recomendable.

domingo, 6 de diciembre de 2015

El Año de la Misericordia: un temor.



Ya sabéis  Francisco -el  mejor e imponderable Papa de mayor sentido evangélico y común que ha habido últimamente-, ha declarado este curso como el Año Jubilar de la Misericordia. Su deseo es que la Iglesia abandone toda sus corazas y y castillos y se abra sobre todo a la gente más sencilla, a los humildes, a los  heridos por la vida, a los pobres y a todos los que ansían el perdón de Dios (o sea, todos nosotros). Pero esto no es solamente un deseo, una teoría expresada con el insulso lenguaje eclesiástico. El quiere que la misericordia sea, no una entelequia, sino una acción, algo muy concreto que haga mejorar este mundo. Un impulso activo que borre las desigualdades y que haga brillar la justicia.

Pero hay un peligroso riesgo en el que puede caer la interpretación de esta misericordia. Es convertirla en un sentimiento piadoso, tan sólo una pura virtud o una actitud compasiva interior y estéril (Nietzsche ya lo denunciaba).

Son las extrañas interpretaciones que de la misericordia algunos eminentes gerifaltes de la Iglesia están empezando a realizar: que si unir la misericordia con la eucaristía y la adoración eucarística, que si afirmar que el mejor acto de misericordia es recibir el sacramento de la confesión. ¡Claro que la misericordia tiene que ver con la eucaristía y la penitencia, como también lo tiene que ver con otros aspectos religiosos! ¿Acaso una procesión de una cofradía no puede también ser una acción de misericordia?

Pero no trata de eso, el mismo Papa lo ha  anunciado: misericordia es ejecutar las llamadas "siete obras de misericordia materiales y espirituales". También yo añadiría y las siete sociales.

sábado, 5 de diciembre de 2015

Los últimos días del otoño


Todavía podemos disfrutar de estas últimas semanas del otoño. En las vaguadas y umbrías de nuestros valles, los árboles se resiste a despojarse del tembloroso verde de sus hojas, transformándose en un dorado joyel de plata, fuego y oro que llora sus lágrimas doradas hasta hollar el suelo. Cuando el viento, a ras del suelo las levanta, parecen dragones multicolores, despertando y desperezándose de su pesado sueño.

Pero también las postrimerías de la estación otoñal brilla y se manfiesta en medio de nuestras calles, en las múltiples fruterías que en nuestros barrios pululan. Los caéis rojos de fuego, los membrillos amarillos, las granadas llenas de rubís, los racimos de uva de color ambarinos, los anaranjados níscalos y tantas otras frutos del otoño decoran las mesas de la cocinas y despensas. Una sinfonía de colores, la misma espectacular naturaleza, que nos comunica su propia armonía en nuestra casa.

viernes, 4 de diciembre de 2015

jueves, 3 de diciembre de 2015

Al alcalde Ribó le llovieron piedras



Es claro y manifiesto que Joan Ribó, el nuevo alcalde de nuestra ciudad no posee los mismos modos y estilos que la anterior alcaldesa de Valencia. Yo creo que hacía mucha falta que en el Ayuntamiento se abrieran ventanas y se apartaran tantos muebles viejos. Claro está que para muchos, su gobierno de la ciudad, su modo de hacer es criticable y hasta aborrecible.

Para los ciudadanos que se dicen cristianos viejos y para la oposición beata y otros poderes fácticos, es también un hereje, un heterodoxo, cuando no, un blasfemo. Y así, en cuanto toma una decisión que parece alterar ancestrales tradiciones o derechos adquiridos que tienen una cierta ambigüedad histórico-religiosa, enfrentamientos y críticas le caen por doquier con toda suerte de improperios.

Ocurrió en octubre, cuando la “señera” no entró en la catedral para cantar el solemne Tedeum de acción de gracias. Demasiado religioso para un acto cívico. En noviembre le llovieron piedras cuando decidió que las salas de ceremonias de los tanatorios no tuvieran fijo un escenario religioso (o sea imágenes de santos). Rocas y pedruscos cayeron sobre su cabeza. Después se ha visto que a la familia del difunto que quiere una ceremonia religiosa no le faltan en el altar imágenes piadosas.

¿Y ahora qué, cesará la pertinaz lluvia? Ayer el alcalde visitó el centro "logístico"  situado en la iglesia de San Lorenzo que está enfrente de las Cortes, donde están organizando el Encuentro de Jóvenes del movimiento espiritual cristiano de Taizé. “Peregrinación de confianza” lo llaman.  En sus declaraciones invitó a toda la ciudad de Valencia a que en sus hogares acogieran a los jóvenes peregrinos. No invocó argumentos religiosos que a él no le competían, sino sencillamente humanistas, solidarios, culturales y ciudadanos. Son unas muy buenas razones. Resumen: el alcalde no es un comecuras.

Gracias, señor alcalde y espero que deje de llover.


Los nuevos leccionarios


Aunque pueda parecer una reflexión demasiado interna y particular (tal vez cosa de curas y sacristanes) muchos de nosotros estamos contentos por la nueva edición de los Leccionarios o libros de lecturas que en la celebración de la Misa se van a leer a lo largo de este año litúrgico (o sea, desde esta semana,  primera de Adviento, hasta final de noviembre. Son éstos nuestras herramientas principales del trabajo pastoral

La edición de los nuevos libros liturgicos de lecturas es primorosa, a mayor tamaño, con una encuadernación muy noble, bella y fuerte y una impresión de textos sagrados que ayuda, con elegante distribución, letras capitales, pequeños adornos, y sobre todo, con una letra mucho más grande (ahora no valdrá la excusa de decir que se han olvidado las gafas, para salir al ambón a leer)


Pero tal vez, para mi gusto y opinión personal,  lo mejor de estos nuevos libros de lecturas de uso litúrgico es la nueva traducción con que se presentan.  Es la de la  Biblia de la Conferencia Episcopal Española, que sobre todo, destaca por su claridad en el lenguaje para llegar y acceder llanamente a todos los que en la iglesia escuchen la Palabra de Dios. Aunque algunos puristas protestan -¡como no!- porque en cierto modo se ha abandonado el lenguaje bíblico y teológico que le resta profundidad, pero que suena a arcaico a veces o a demasiado clerical-,  lo importante es que el mensaje de la Biblia llega a la gente con un lenguaje, vivo, actual y directo.


Algunos estamos esperando con ansiedad otra cosa muy importante: la tercera edición del Misal Romano (o sea, el libro del  altar), cuyas oraciones son muchas veces demasiado redondas porque siguen el modelo del perfecto latín eclesiástico, y son bastante inexpresivas para los cristianos de hoy. Al menos, esa es mi opinion.

miércoles, 2 de diciembre de 2015

Charles de Foucauld, in memoriam


Charles de Foucauld, en su sencillez y pobreza, un gigante de la espiritualidad cristiana. Inmenso el bien que ha hecho a la Iglesia. ( Y a mi forma de entender y vivir mi vida espiritual, muy concretamente).
Padre, me pongo en tus manos,
haz de mí lo que quieras,
sea lo que sea, te doy las gracias. 
Estoy dispuesto a todo,
lo acepto todo,
con tal que tu voluntad se cumpla en mí,
y en todas tus criaturas. 
No deseo nada más, Padre.
Te confío mi alma,
te la doy con todo el amor
de que soy capaz,
porque te amo. 
Y necesito darme,
ponerme en tus manos sin medida,
con una infinita confianza,
porque Tú eres mi Padre

domingo, 29 de noviembre de 2015

Orozo, otro gran poeta que se nos va


En esta tarde de domingo, hojeo un libro de poemas de Carlos Orozo. Bello entretenimiento pero mal asunto, porque muchas veces, ante el final de sus vidas mi homenaje a los poetas que se mueren es releer algunos de sus versos. ¿No seré del club de los poetas muertos? Como así ocurre en esta tarde fría en que el invierno parece adelantarse. El gran poeta de Vigo y  no muy conocido Carlos Orozo, falleció,  unos días ha, a los 93 años. Las palabras que vienen son de una reseña periodística aparecida en “El Faro de Vigo”.


“El poeta de la luz. De la naturaleza. De la mujer. De lo invisible. Puro. Soñador. El que renunció al mundo para disfrutar de la vida. La pasión poética. El hombre que transita por los márgenes para no extraviarse del centro. Concéntrico y excéntrico. El uno y la otredad. El raro. El maldito. Un resistente. La piedra en el zapato del sistema. El que ama al hombre pero abomina de sus máscaras. Romántico. El poeta sin bandera, patria ni fronteras. Universal. Libre. Juglar anhelante. Poeta doliente. Poeta dichoso. El cantor inocente. Sinfónico. El que ve más allá porque se detiene en lo más cercano. El caminante que sale al encuentro y encuentra porque jamás busca. El que sueña con ninfas y se alimenta de versos. Circular. Extático. Solar. Es Carlos Oroza. EL POETA.”

viernes, 20 de noviembre de 2015

¿Pagar un Misa?

 Leo que el Papa Francisco se ha quejado de que algunos curas en sus parroquias pongan precio a los sacramentos y servicios religiosos que transforman a éstos como si fueran un producto más a vender .

La iglesia no ha puesto nunca precio a los sacramentos. Éstos, por ser un regalo de Dios,no pueden tener ningún precio. Pero la iglesia sí que pide colaboración económica (que puede ser voluntaria, para el mantenimiento de los edificios, gastos que se originan al cuidarlos y también para la sustentación de sus sacerdotes).


Cuánto vale una misa?, pregunta aquel que la he encargado:y el sacerdote debería contestar: usted no puede pagarla porque su valor es infinito. Sólo puede hacer una aportación simbólica económica para indicar que con la colaboración de su dinero, sale al encuentro del gran milagro que es la aportación de Dios en su vida, a través de los sacramentos.

 El papá parece criticar a aquellos párrocos que para ayudar económicamente a la parroquia ponen precios establecidos a los sacramentos: el en el fondo sería como comerciar con ellos.  Otra cosa es que los cristianos deben recordar que tienen que colaborar con el sostenimiento de su iglesia, como lo hacen las otras iglesias no católicas.

jueves, 19 de noviembre de 2015

Esto se llama misericordia


Antoine Leiris, periodista, perdió a su mujer en los atentados. Fue asesinada por los terroristas en la sala Bataclan. Antoine ha escrito una emotiva carta en Facebook, que se ha hecho viral.

"El viernes me robastéis la vida de una persona excepcional, el amor de mi vida, la madre de mi hijo. Pero no tendréis mi odio. No se quiénes sois y no quiero saberlo, sois almas muertas.  No os haré ese regalo de odiaros. No responderé con odio y cólera.  No tendré miedo,  no dudaré de mis conciudadanos,  no sacrificare mi libertad por la seguridad.  Habéis perdido.
La he visto esta mañana, por fin, después de noches de espera. Estaba tan guapa como cuando se fue, el viernes, tan bella como cuando me enamoré perdidamente de ella, hace más de 12 años. 
Por supuesto que estoy devastado por el dolor.  Os concedo esa pequeña victoria,  pero dudará poco.  Se que ella nos acompañará todos los días y que nos encontraremos en el paraíso de las almas libres al que nunca podréis acceder. 
Somos dos, mi hijo y yo, pero somos más fuertes que todos los ejércitos del mundo. Ya no tengo más tiempo para vosotros, tengo que despertar a Melville de su siesta. Sólo tiene 17 meses. Va a merendar, como todos los días, después jugaremos como todos los días y toda su vida este niño luchará para ser feliz y libre. 

Tampoco tendréis su odio".

lunes, 16 de noviembre de 2015

El cumple-decadas de mi amigo Jesús Quinzá


No todo van a ser penas y alegrías en estos días aciagos que andamos conmovidos por los hechos terribles sucedidos en París. También hay momentos de gozo y esperanza, de risas y parabienes, como los que tuvimos el sábado pasado al celebrar la fiesta del 60 cumpleaños de mi amigo Jesús Quinzá.

Nos juntamos un montón de amigos a su alrededor para celebrar su cumpledécadas  y recordar todos cómo "pasa la vida..., tan callando". Es verdad que sesenta tacos no es edad muy juvenil, pero tampoco es para dolerse: es la edad mejor para disfrutar de la vida pasada, y saborear la presente (¡siempre que uno se cuide!).

Así que aquí me lo tenéis, honrando mi compañía,  convertido en un auténtico punki (que él es algo antisistema,  como si fuera un “Leningrad’s cowboy" de la película de Kaurismaki) y con ganas renovadas de hollar nuevas cumbres, y descender hasta profundos valles, que  es su pasión.


Gracias por tu amistad, Jesús, y "Ad multos annos!".

Sobre los terribles sucesos de París.


"Los emigrantes no vienen a quitarnos lo nuestro sino a recuperar lo que es suyo"
José I. Glez. Faus: "Esos monstruos del 13N ¿no habrán sido producidos por el sueño de nuestra razón económica?"
"Habrá que hacer justicia, por supuesto. Pero sin que llamemos justicia al placer de hacer
daño"
Escribo estas reflexiones sobre todo para mí mismo: por necesidad de serenarme ante la barbarie del
atentado del viernes en París. Temo que muchos no las acepten. Pediría que intenten reflexionarlas antes
de condenarlas.
1.- Hay al menos una cosa en la que todos estaremos de acuerdo: los autores de semejante salvajada
son unos verdaderos monstruos. Agrava esta constatación el que no se trata de seis o siete monstruos
excepcionales sino de decenas o centenas de miles; y sin duda más monstruosos los organizadores que los
pobres ejecutores.
2.- Pero no es eso todo lo que cabe decir: porque todos los seres humanos somos capaces de lo peor
y de lo mejor: podemos llegar a ser santos pero también podemos llegar a ser monstruos. Y entonces, queda
la pregunta: ¿cómo estos muchachos han podido llegar a semejantes niveles de inhumanidad? Al
intentar comprenderlo me encuentro con los siguientes datos:
3.- El profeta Isaías dejó escrito que "la paz es fruto de la justicia". Parece lógico entonces que el fruto
de un mundo tan injusto como el nuestro y donde las diferencias entre los seres humanos son escalofriantes,
haya de ser, necesariamente, la guerra y la violencia.
4.- Todo ser humano muerto antes de tiempo violentamente, es una tragedia que debe ser llorada.
Y no cabe establecer aquí unos muertos de primera clase (que son los nuestros), y otros muertos sin importanciaque no merecen ni un día de luto.
5.- Hablando de monstruos, recuerdo un célebre cuadro de Goya: "el sueño de la razón produce monstruos".
Esos monstruos del 13N ¿no habrán sido producidos, en parte al menos, por el sueño de
nuestra razón económica? ¿Por esa razón del máximo beneficio, del mínimo salario, de nuestra monstruosa
"reforma" laboral, de las jubilaciones de 3 millones para los banqueros, del saqueo del tercer mundo,
del lujo, el despilfarro y la ostentación como motores de la economía, del acaparamiento del petróleo y del
armamento cada vez mayor, para defensa de ese todo desorden?... ¿Son esos en realidad nuestros verdaderos
valores, o los otros a los que apelamos para justificarnos? No cabe olvidar que, en la historia, cuando
las cosas se han torcido y no se enderezan a tiempo, acaban llevando a situaciones insolubles, o cuya
solución sólo puede venir de un cambio radical de rumbo que sólo puede hacerse poco a poco y a largo
plazo.
6.- Según la moral cristiana, todo lo que una persona tiene de más, una vez ha cubierto suficiente y
dignamente sus necesidades, deja de pertenecerle y pasa a ser de quienes lo necesitan. La propiedad privada
no es un derecho absoluto sino un derecho secundario que sólo vale en la medida en que sirva para
realizar "el destino común de los bienes de la tierra" que es el verdadero derecho primario (ver p. e. Populorum
progressio n. 22). De acuerdo con esto, muchos emigrantes a quienes rechazamos de mil maneras,
no vienen a quitarnos lo nuestro sino a recuperar lo que es suyo. ¿No sería entonces más seguro,
en vez de cerrar nuestras fronteras, poner fronteras a nuestra avaricia?
7.- Ignacio Ellacuría hablaba con insistencia de "una civilización de la sobriedad compartida"
como única salida para nuestro mundo (él lo formulaba aún más duramente: una civilización "de la pobreza").
El ensueño de un crecimiento constante de la riqueza está destrozando el planeta: en estos momentos
destruimos anualmente casi un 50% más de lo que la tierra puede reponer. Por eso, además de las
medidas urgentes que haya que tomar ahora (de investigación y protección) ¿no parece imprescindible encaminarnos
a largo plazo hacia esa nueva civilización? No creo que ningún cristiano que se oponga a ese
proyecto de Ellacuría pueda merecer con verdad el nombre de cristiano.
8.- Ese "desorden establecido" (E. Mounier) o ese "pecado estructural" de nuestro mundo desarrollado,
del que nosotros disfrutamos y que otros padecen ¿no será uno de los progenitores de ésos y otros monstruos?
Porque cuando el odio se junta con la religión, ésta se corrompe, el odio se potencia y se acaba
cumpliendo el sabio refrán latino: "la corrupción de lo óptimo es lo pésimo". Por eso, dado lo infinitamente
manipulable que es el nombre de Dios, es necesario recuperar lo que escribió antaño José A. Marina: la
ética nace de las religiones, pero luego ésta debe criticar a la madre: para evitar que algo tan valioso como
la fidelidad se confunda con algo tan monstruoso como el fanatismo.
9.- Todo esto debería ayudarnos a no reaccionar con odio, para no entrar en aquella espiral de violencia
que tanto temía Helder Camara. Habrá que hacer justicia, por supuesto. Pero sin que llamemos justicia
al placer de hacer daño: porque entonces estaríamos poniéndonos al mismo nivel humano que esos monstruos
10.- Afirman algunos sociólogos que hoy estamos ya, en "la tercera guerra mundial". Sólo que
hoy las guerras se hacen de otra manera, para evitarnos bajar a pelear al campo de batalla. Por eso puede
ser bueno concluir recordando que la humanidad ha salido de catástrofes y calamidades aún peores que la
que nos amenaza hoy. El pueblo judío, tras el desastre del exilio, donde se sintieron abandonados por Dios,
pudo regresar, reconstruir el Templo y preservar su monoteísmo. En el siglo pasado, tras la atrocidad del
holocausto y la segunda guerra mundial, la humanidad vivió, según muchos economistas, una pequeña edad
de oro. No siempre es posible hacerlo todo, pero siempre es posible hacer algo. Y ese algo, por poco que
sea, se convierte hoy, para todos nosotros, en una obligación grave.
José Ignacio González Faus, 15 de noviembre de 2015
… Como parte esencial de su lucha contra todas las formas de terrorismo, la comunidad internacional
está llamada a emprender iniciativas políticas, diplomáticas y económicas nuevas y creativas encaminadas
a aliviar las escandalosas situaciones de gran injusticia, opresión y marginación que
siguen afligiendo a innumerables miembros de la familia humana. De hecho, la historia demuestra
que el reclutamiento de terroristas se realiza más fácilmente en áreas donde se pisotean los derechos humanos
y la injusticia forma parte de la vida diaria. Esto no significa que las desigualdades y los abusos que
existen en el mundo justifiquen los actos de terrorismo: por supuesto, nunca se pueden justificar la violencia
y el desprecio de la vida humana. Sin embargo, la comunidad internacional no puede seguir ignorando
las causas fundamentales que llevan especialmente a los jóvenes a perder la esperanza en la
humanidad, en la vida misma y en el futuro, y a caer en las tentaciones de la violencia, el odio
y el deseo de venganza a toda costa…
… Las imágenes que nos ofrece a diario la televisión son tan crueles, dolorosas y duras, que nadie se puede
quedar indiferente ante semejante drama. Según el informe de Amnistía Internacional de junio de 2015, unos
cuatro millones de mujeres, hombres y niños de Siria se había visto obligados a abandonar el país, ante una delas crisis más graves de refugiados desde la Segunda Guerra Mundial.
      Esta inhumana situación no es exclusiva de Siria, pues son también casi 60 millones los que han tenido queabandonar también su patria, como en Afganistán, Pakistán, Sudán del Sur, Etiopía, Uganda, Somalia, República Democrática del Congo, y eso sin irnos a Colombia, Guatemala o países asiáticos. Es muy lamentable que en pleno siglo XXI estemos ante un mapa de conflictos tan extenso con muchos fuegos abiertos. Parece unfracaso de la humanidad como colectivo humano ante sí misma, y sobre todo los países occidentales, y eso sin adentrarnos ante los 800 millones de personas que viven a diario y mueren debido al hambre. Las causasdel hambre son también las causas de tanta emigración. ¿Quiénes son y somos los culpables?
Lo que agrava aún más la situación y como que nos vuelve a los seres humanos como salvajes unos para
otros, es la actitud que los países desarrollados llevamos ya años adoptando con ellos. Somos los países productoresde armas, España entre los primeros, con las que los países pobres, además de ser pobres, guerreanentre sí, se amenazan y fuerzan la huida. España lleva ya tiempo y tiempo intentando paralizarlos con vallas,concertinas, devoluciones en caliente, reclusión en los CIES, en condiciones humanas muy precarias y sin garantías
para ejercer sus derechos, y tan solo a la espera de su expulsión del país. Según noticia del 2 de agosto
fueron expulsados 831 inmigrantes tan solo de la Comunidad Valencia en 2014….
(De la Nota del Foro Gaspar García Laviana 16 noviembre de 2015)

miércoles, 11 de noviembre de 2015

Escuchar el silencio



Hay un proceso de evolución del silencio. Primero es un sordo rumor, un murmullo callado, un zumbido mudo que parece colarse por los oídos, que te "extraña" de ti mismo.
¿Qué me pasa? ¡Parece que tenga el oído taponado de cera! Luego, tras un breve tiempo ese silencio total se dirige a tus interiores y allí se instala. La vista, el tacto se hipersensibilizan y captas de inmediato cualquier mensaje que te llega.

Después, viene la otra fase en la que el silencio se instala en tu corazón, y comienza como a hablarte. El silencio entonces se torna sonoro, de modo que oyes "voces" dentro de tu interior.
Qué fácil es, instalado en este silencio, escucharte a ti mismo y a lo más profundo de tu ser. Qué fácil es, qué sencillo entonces, escuchar la voz de Dios a través de la reflexión, la meditación y la oración.

Ando de retiro estos días en el Monasterio de Santo Espíritu del Monte en Gilet,convento de franciscanos, donde reina el más absoluto de los silencios. Estoy, lógicamente, ejercitando mi espíritu gracias a ese callado sonido silencioso. y disfrutando de encontrarme conmigo mismo y con Dios. En medio de esta quietud del alma, que fácil es entonces desde esta situación mirar a la cara a las grandes cuestiones: si estás aprovechando de verdad lo que es la vida, como cargarse de resistencia para sobrellevarla, qué hacer para vivirla con más intensidad, profundidad y plenitud, que es, al fin y al cabo, lo que Dios me pide. ¡Por eso se que el Gran Silencio que es Dios se hizo Palabra!

lunes, 9 de noviembre de 2015

Gilet, en la Sierra Calderona: ¡qué cerca del umbral!


Estuve la semana pasada en los Pirineos, concretamente en el valle de Tena. Fue una breve escapada de dos días. Allí uno quedaba sobrecogido por las soberbias cumbres de los altos montes que ya comenzaban  a coronarse del blanco de las primeras nieves. El paisaje de otoño, pintado de colores rojos, ocres y amarillos te dejaba impactado hasta el delirio. Los arroyos y torrentes, adivinando ya la parálisis de sus primeros hielos, corrían por las laderas, saltaban por las torrenteras. Tal es la belleza de la alta montaña y que siempre se queda en el recuerdo de tu corazón. Cuando yo ando muy agobiado y estresado, acudir a la memoria de esos paisajes es un auténtico alivio.



Ahora estoy en Gilet, en la Sierra Calderona, haciendo ejercicios espirituales, alojado en el monasterio de Santo Espíritu, en medio de sus hermosas montañas, menos espectaculares que las de los Pirineos, pero con igual encanto, y aliento de paz. Sales a pasear y por los caminos sólo se oye el leve y continúa zumbido de las abejas, volando de una a otra flor para libarlas. El brezo, el romero, tomillo están todos en flor. Las “varas de San José”,  el "raim de pastor", el "margalló", las carrascas, las jaras, las murtas  y el esparto, han reverdecido gracias a las copiosas lluvias de hace unos días. Estamos en otoño, pero parece primavera. El silencio es total, y el día soleado, apacible, agradable. A lo lejos, se oyen voces humanas que parecen dar alma a las laderas de los montes tapizados de pinos verdes. (Gilet está a 30 km. de mi casa).

Qué fácil es aquí, junto con la oración y la meditación, encontrar tranquilidad y sosiego. ¡Estoy en el umbral de la Zona, casi en el paraíso!

sábado, 7 de noviembre de 2015

"Truman" una reflexión con humor sobre la muerte


Cesc Gay, el cineasta barcelonés nacido en 1967, dice de su filme que "Truman"es un intento de navegar con humor por los asuntos tristes de la vida".

"Truman" es la historia de Julián (Ricardo Darín) que es un actor argentino afincado ya bastantes años en Madrid y que, víctima de un cáncer terminal, ha decidido no recibir más tratamientos para evitar su muerte anunciada.astantes años en Madrid y que víctima de un cáncer terminal ha decidido no recibir más tratamientos para evitar su muerte anunciada. Tiene un perro que se llama Truman, al que quiere encontrar una familia que se quede con él después de su muerte. A visitarle acude desde Canadá un viejo amigo inseparable desde la infancia, Tomás (Javier Cámara), al cual hacía mucho tiempo que no veía y, que, pese a su advertencia, intenta convencerle que se replantee la situación tan grave de su enfermedad. En la película pues nos encontramos a dos hombres, el uno lleno de dignidad y entereza afrontando el final de su vida, y el otro, lleno de bondad y generosidad intentando hacerse merecedor de la confianza puesta en su amistad.

Viendo "Truman" no he podido dejar de recordar aquel poema-oración que escribía el poeta Rainer Maria Rilke: "Señor, da a cada uno su propia muerte, El morir que brota de su vida, para que tenga amor sentido y urgencia. Porque somos nosotros la corteza y la hoja. La gran muerte que cada uno lleva en sí es el fruto en torno al cual gira todo." Y es que esta película, que en ningún momento aburre ni te sume en profunda melancolía, en serio y en broma, con unos diálogos llenos de naturalidad, sin enfatismos, e introduciéndote en los mecanismos de lo que es la auténtica y fiel amistad, te hace precisamente pensar en algo tan trascendente como la muerte. Y entre ellos, el perro Truman, un un bullmastiff, una mascota que es el símbolo de esa generosidad y fidelidad que se construye entre los dos amigos y, a la vez, de la actitud y posición ética ante la vida y la muerte.

miércoles, 4 de noviembre de 2015

La visita de un alumno
















Esta tarde he tenido una honda satisfacción cuando me ha visitado un antiguo alumno de mis clases de instituto al que no veía desde casi 25 años (ó más). Me había seguido la pista desde que se fue del instituto y hoy ha venido simplemente para saludarme y para darme las gracias por lo que yo, como profesor, y según me ha dicho, he influido tan positivamente en su vida. 

Diré que esto es verdaderamente emocionante y que simplemente me corrobora que hay mucha gente que ha pasado por nuestra vida, llena de nobleza y con un corazón agradecido. Me dice que otro profesor (que le daba geografía e historia) y yo hemos sido los dos maestros que siempre ha recordado, y que en muchos aspectos les hemos influido en su vida. 

 Fui profesor suyo en dos materias: Religión y Medios Audiovisuales (les enseñaba radio, fotografía, televisión y cine). De mi clase de religión me dice que gracias a la imagen de Dios que yo les explicaba, nunca ha perdido la fe. Para mí, pobre cura, es esto algo muy grande y doy gracias a Dios, porque ha sido su Espíritu, no yo, quien ha obrado tal cosa. De las clases de Medios Audiovisuales que yo impartía (fue una asignatura en cierto modo inventada por mí y que conseguí instaurar en el currículo escolar, cuando aun ni siquiera había comenzado el “boom” de los estudios de la imagen), me ha comunicado que aquellos conocimientos de fotografía que le enseñé aún ahora le sirven para aprovechar su todavía gran afición a la fotografía. También le transmití la apasionada afición al buen cine que hoy tiene. Sigue recordando con entrañable entusiasmo mis explicaciones de las películas de Alfred Hitchcock que yo utilizaba como método para aprender el lenguaje del séptimo arte, los géneros y la historia del cine y la construcción de los guiones cinematográficos. Mi memoria también me traslada a aquel tiempo en que, como profesor, yo aprendía tanto de mis propios alumnos.

 Me ha dado las gracias por todo, y yo también le he correspondido por ese bondadoso recuerdo de los tiempos en que, joven todavía, me dedicaba en alma y cuerpo a la enseñanza y educación más ilusionada de la gente joven. Estas cosas te aumentan la alegría de vivir, la autoestima y el optimismo y la esperanza de que sigue siendo posible un mundo mejor. Este antiguo alumno que me ha visitado me lo ha demostrado.

lunes, 2 de noviembre de 2015




Hoy, Día de Difuntos, en nuestra parroquia de San Antonio de Padua  ofreceremos el Sacramento de la Eucaristía por nuestros difuntos.
Será a las 12:00 de la mañana y a las 7:30 de la tarde.
¡Dales, Señor, el descanso eterno!

Leyendo "El monte de la ánimas"


Esta noche es la “Noche de las ánimas”. La noche siguiente del día de Todos los Santos que inevitablemente me recuerda a mi infancia, cuando aún se vivía en el feliz aislamiento de los hoy omnipresentes medios de comunicación y el mundo no era una aldea global sino una aldea bien local.

En la tarde, pues,  de Todos los Santos, la víspera del Día de Difuntos, íbamos con nuestra familia al cementerio., mientras los mayores, llenos de melancolía, visitaban las tumbas de los seres queridos. Los críos nos juntábamos, nos susurrábamos historias de terror y cogíamos las piñas de los alargados cipreses y nos comentábamos que si las partíamos por la mitad, aparecería la faz de las calaveras. Después, al regreso, comíamos en un cucurucho de papel las primeras castañas asadas y antes o después de cenar, la abuela nos contaba algún cuento de terror, que nos ponía el corazón acelerado y los pelos de punta. No sé si aquella noche dormíamos muy bien. Pero no existían los escrúpulos y precauciones que hoy tienen los mayores con los niños para no traumatizarlos.

Después,  ya adolescentes, seguíamos escuchando otras historias terroríficas y yo como muchos otros, acudía a leer las leyendas de Gustavo Adolfo Bécquer, los relatos de Lovercraft, o las historias de Henry James.

Así que ahora mismo, antes de acostarme, para situarme en esta noche de espectros, fantasmas y aparecidos (los zombies aún no se conocían) me voy a leer la preciosa leyenda de Bécquer "El monte de las ánimas". A mí me sigue pareciendo espeluznante. Os invito, queridos amigos, a que hagáis lo mismo.

viernes, 30 de octubre de 2015

Joan Ribó no ataca a la Iglesia


Es lamentable la psicosis de persecución que se ha despertado entre muchos que se dicen católicos, debido al asunto de la decisión del Ayuntamiento de Valencia de retirar los imágenes y símbolos religiosos que hay en las espacios públicos del tanatorio municipal que serían las salas de ceremonias que hay en el tanatorio y en el crematorio.

Muchos han puesto el grito en el cielo, amplificado por algunos medios de comunicación de tinte conservador. El otro día escuchaba en una emisora "católica" la barbaridad de demonizar y acusar al alcalde de estar en contra de la fiesta de los Fieles Difuntos y favorecer el jolgorio importado de Halloween.

Creo que los cristianos no debemos de tener complejos ni obsesiones de persecución por parte de la sociedad civil. Esta debe organizarse como institución laica y aunque a los católicos nos incomode debemos aceptarlo y acostumbrarnos a ello. Es hora de que nuestro catolicismo abandone su omnipresencia de otros tiempos. Tal vez podamos presumir de ser perseguidos, cuando seamos hombres y mujeres que luchan por la verdad, la libertad, la solidaridad, la misericordia: Esos valores del Evangelio que a veces están ausentes en ciertos sectores de la iglesia.

No, Joan Ribó no ataca a la Iglesia Católica porque no se niega a sus miembros el derecho de tener delante su simbología a la hora de la despedida fúnebre. No hay que entrar en una guerra iconoclasta, una guerra de imágenes que fue desdicha de otros tiempos y  que no conduce a ningún sitio.


Pero aún diría más, invocando mi larga experiencia pasada de capellán al servicio de un tanatorio privado muy importante. Los entierros de los que se dicen cristiano, deberían realizarse en el templo de la parroquia a la que pertenecía el difunto, donde la comunidad se reúne para celebrar la muerte y resurrección de Jesucristo. Allí la celebración es cálida, familiar, humana. En los tanatorios, aunque nos sea muy cómodo (¡) la mayoría de veces es fría, convencional, casi anónima.

martes, 27 de octubre de 2015

Carlos Bousoño


Cuando algún poeta se nos muere, sentimos -los que nos gusta la poesía y aunque sea momentáneamente-, un gran vacío... Yo intento llenarlo leyendo durante varios días algunos de sus poemas. Es lo que me está ocurriendo ahora con el poeta Carlos Bousoño que falleció hace dos días.

Aunque por la edad que tenía (era nonagenario) ya había perdido la memoria, su magisterio sobre muchos poetas jóvenes españoles fue fundamental y la voz de su poesía marcó muchas decadas A lo largo del siglo pasado. Los que le conocieron siempre dicen que, además de un grandísimo poeta, era sobre todo, un hombre muy bueno. Yo le pude conocer -me firmó un libro suyo- en una conferencia-recital que dio hace muchos años en Valencia.

Como nadie supo analizar y estudiar el corazón de la obra poética. Cuentan que sus clases eran una pura delicia que transparentaban al gran poeta y al hombre bueno que era. Sus versos son muy espirituales y trascendentes y muchas veces explícitamente religiosos que abocan a la contemplación.  Algunos de los himnos que los sacerdotes leemos en el libro de la “Liturgia de  las Horas” son de él. También, su poesía está llena de compromiso cívico.

"Algo en mi sangre espera todavía
Algo en mi sangre en que tu voz aún suena.
Pero no. Inútilmente yo te llamo.
Aquella voz que te llamaba es ésta.
Ven hacia mí.
Mis brazos crecen, huyen
donde los tuyos la mañana aquella.
Ven hacia mí.
La tierra toda oscila,
se mueve, cruje.
stete. Despierta.
Oh, qué encendida el alma
en su secreto puro, si vinieras.
Sin esperanza, entre la luz del día,
mi voz te llama."

©Carlos Bousoño

lunes, 26 de octubre de 2015

La Reina del Technicolor




Se ha muerto Maureen O'Hara. Es fácil que para muchos este nombre les sea ajeno, pero a mí me ha hecho retroceder hasta mi adolescencia, cuando, en la sala de cine, con los ojos abiertos de par en par, me quedaba embelesado ante esta actriz al aparecer en la pantalla.

Era irlandesa, y pronto se pasó al cine de Hollywood. Allí interpretó muchas e inolvidables películas, pero las más remarcables las hizo con el director John Ford: "¡Qué verde era mi valle!", "Río Grande", " Escrito bajo el sol ", y sobre todo, "El hombre tranquilo".

Solía interpretar papeles de mujeres fuertes, indómitas. Aunque su belleza a mí nunca me atrajo mucho, ¿quien no puede dejar de recordar aquellos ojos esmeralda  y su cabellera de fuego? ¿O no acordarse de aquel plano en "El hombre tranquilo", donde ella aparece vestida de pastora, en medio de el prado rabiosamente verde,con su cabellera intensamente pelirroja. Con razón la llamaban la "Reina del Technicolor". ¡Aqullo sí que era cine puro!

domingo, 25 de octubre de 2015

¿Un sínodo pasado por agua?


Aunque pueda pecar de exagerado otra vez el documento final del Sínodo sobre las Familias no cumple las espectativas que muchos habíamos albergado. Como siempre, los avances de la Iglesia no son grandes zancadas, sino timidísimos pequeños pasos que hacen que ésta  cada vez se quede más atrás con respecto a la marcha de la sociedad civil. Lo lamento, porque a esta Iglesia, pese a todo, la considero mía...

¿La cuestión de los divorciados que puedan acceder a la comunión? Pues prácticamente se ha quedado en lo mismo: al arbitrio y el criterio individual de cada situación pastoral. ¿Sobre los homosexuales? Pues más de lo mismo: mucha comprensión, evitar las justas discriminaciones y si es necesario acompañar a las familias con un miembro homosexual, como si éste fuera una carga o un enfermo.

No sin razón el discurso de clausura del Papa lleva algunas cargas de profundidad e insinúa severas quejas: "El primer deber de la Iglesia no es distribuir condenas o anatemas sino proclamar la misericordia de Dios". Francisco acusó también a los cardenales y obispos que han utilizado "métodos no del todo benévolos para imponer sus opiniones". También dijo: " Los.  Verdaderos defensores de la doctrina (yo hubiera dicho Evangelio) no son los que defienden la letra sino el espíritu; no las ideas, sino el hombre".

Está claro, un sector de la jerarquía de la Iglesia no asume el papel renovador del Papa Francisco. ¿Hasta cuándo?¡Me sigue doliendo la Iglesia!

viernes, 23 de octubre de 2015

El cardenal y la prensa



Me llega por correo electrónico el texto de la editorial que publicó el diario “Levante”, donde se exigía el cese inmediato del Arzobispo de Valencia por sus declaraciones días atrás sobre el asunto de la ola de refugiados que se está  produciendo en la actualidad.

Aunque las palabras del cardenal Cañizares puedan parecer improcedentes y desacertadas, su infortunio se ha visto incrementado por el vapuleo y linchamiento mediático  que han sufrido posteriormente. Él,  después, se ha explicado y pedido perdón a todos los que se han sentido ofendidos o escandalizados. Creo que ya basta con eso.

Pero no, el rotativo “Levante”, haciendo alarde de “magnanimidad y tolerancia” ha exigido su cese, incluso aportando, para  subrayarlo, documentos de la Iglesia, citas de la Biblia y hasta del mismo papa Francisco- por considerarlo un lider social y político. ¿Desde cuándo el arzobispo de Valencia  es un líder, votado oficialmente o elegido por consenso implícito por sus fieles?,  ¿Acaso el nombramiento de los obispos es democrático? Porque seguramente, para el editorialista el arzobispo debe ser un jefe de empresa o secretario general de partido o algo parecido, sin embrago, para los fieles o creyentes es más bien un pastor. 

El diario valenciano muestra una vez más ese intrusismo que él no quiere realice la  Iglesia con respecto a la sociedad civil, pero hipócritamente invoca el bien de los creyentes y el ejemplo del papa Francisco para argumentar algo que si compete, es a los propios miembros de la Iglesia diocesana.

¡Cuanta hipocresía! Amarillento, amarillento es el tono del color de las páginas de este periódico.