lunes, 5 de noviembre de 2018

EL RUMOR DE LA FE, UN LIBRO A CONOCER.


Publicado por una humilde y sencilla editorial de Llìria, mañana, día seis, será presentado en el Centro Arrupe de los Jesuitas de Valencia (Gran Vía de Fernando el Católico 78), el libro de Josep María Jordán, "EL RUMOR DE LA FE,  un camino de búsqueda personal". Yo tuve el honor y el placer de presentarlo hace un mes en el Ayuntamiento de Llìria y esta vez lo va a presentar Emèrit Bono que fue de los primeros "consellers" en nuestra Comunitad Valenciana.. Será a las siete y media y os invito a conocer un testimonio humanista y creyente que a todos nos puede ayudar a madurar, a mejorar el mundo.

viernes, 2 de noviembre de 2018

DÍA DE MUERTOS: UNA ORACIÓN



Te damos gracias, Señor Dios,
por todos los hombres y mujeres que nos fueron tan cercanos
y que de repente han sido arrancados de nuestro mundo
Te damos gracias  por la felicidad y por la amistad que nos regalaron,
por la paz que derramaron a su alrededor.

Te rogamos que nada de sus vidas se pierda; 
que nosotros que aún andamos por aquí
podamos respetar lo que para ellos era sagrado;
que sus buenas  obras nos sirvan de ejemplo
ahora que ya están muertos.

Queremos que aquella cercanía con la que estuvimos unidos a ellos
nunca se borre de nuestra memoria
y que se cumpla tu promesa que a través de esa unión 
nos serás siempre fiel hasta la muerte.

miércoles, 24 de octubre de 2018

ASALTO A LAS COFRADÍAS: UN CINEFORUM


Pasado mañana viernes, a las 9 de la noche, en el salón de actos de la parroquia de San Antonio de Padua (en la calle san Jacinto, 20) presentaré y moderaré el coloquio posterior de la película "Mi querida cofradía". Una comedia que habla de las Semana Santa  y las cofradías, de las mujeres y su necesario acceso a la cotidiana vida  de la cofradías y de la Iglesia

Es una película de chispeante humor pero que pone en tela de juicio tanto machismo que hay en la iglesia, el ansia de poder, la religiosidad popular... Aunque le falta algo más de mordiente, es una película, dentro de su sencillez, muy digna. Estias todos invitados.

martes, 23 de octubre de 2018

AMIGOS MÍOS, DIOS ME ES NECESARIO...



De mis lecturas.

"Amigos míos: Dios me es necesario porque es el único ser  que me puede amar eternamente" 
Fiodor Dostoyevski.

"¿Crees saber que es Dios?¿quieres saber cómo es Dios?
No es de lo que te imaginas, nada de lo que abraza tu pensamiento".
Agustín de Hipona.

Una de las tentaciones de la vida creyente consiste en forjarse un Dios a la medida humana, una imagen acomodaticia de él, una representación antrpomórfica, con rasgos propios específicos de la persona; pero Dios no es nada de lo que imaginamos, nada de lo que abraza el pensamiento humano. La fe es un don regalado por Dios que exige la humildad Y el valor de fiarse y confiar.
Del libro de Francisco Torralba:"Y, a pesar de todo, creer" Ed. PPC

domingo, 14 de octubre de 2018

LA BUENA NOTICIA: LAS MIRADAS DE JESÚS.


La mirada de Jesús llena de simpatía hacia el joven que le pregunta. La mirada  triste y esquiva de éste, después de escuchar las exigencias de Jesús. Su mirada hacia los discípulos acobardados. La mirada de miedoso asombro de éstos. ¡Este evangelio de hoy es el evangelio de las miradas!

En el Evangelio que hoy se lee en la misa se habla de un joven rico que corre al encuentro de Jesús  para preguntarle  algo muy importante: de qué modo puedo hacer que mi vida sea plenamente feliz. Se dice que era un joven, seguramente porque corría, aunque el texto no lo llama así. Dice: uno, alguien. Enseguida aparece el tema de la riqueza como un gran impedimento para encontrar el auténtico sentido de la vida que sería : la vida eterna, el reino de los cielos en el lenguaje más clásico o litúgico.

Pero el evangelio no trata sólo de riquezas, sino del seguimiento de Jesús. La riqueza, como también la pobreza, pueden ser medios muy útiles para seguir a Jesús pero muchas veces se convierten en verdaderos obstáculos. Hay pobres que viven toda la vida maldiciendo su estado, codiciando lo que no tienen. ¡Qué difícil les va ser a ellos encontrar el reino de los cielos! Hay ricos que solamente entienden su vida y su destino acumulando riquezas, creyendo que el dinero les va dar toda la felicidad. Ni unos ni otros encontrarán nunca la salvación.

Por el contrario, los que intentan seguir a Jesús, en la pobreza y en la riqueza saben muy bien el camino: poner a disposición de los demás lo poco o mucho que tienen. Aquí ya en la tierra, con sacrificios y dificultades arrancará su felicidad, alcanzarán el pleno sentido de la vida. Después…

jueves, 11 de octubre de 2018

TOMA DE POSESION EN GUADASSUAR




El domingo pasado, día siete, estuve en Guadassuar, con motivo de la toma de posesión de mi amigo Juan Sivera, compañero en el sacerdocio. Participé en la celebración en un acto litúrgico muy bien preparado, esplendoroso y bello, como sólo liturgia católica sabe hacer, en el marco del precioso templo parroquial que estaba abarrotado de gente.

Mi amigo Juan estaba lleno de emoción y nervios, además de pletórico de ilusión porque iba a comenzar un nuevo periodo de su vida de joven sacerdote. Se le confiaba, y ademas lo merecía, este cargo pastoral de Cura Párroco dado el buen hacer de sus seis o siete años ya de camino sacerdotal. En sus anteriores destinos lo había hecho muy bien, por eso ahora me congratulo de que sea el cura de una parroquia donde va a poder trabajar a gusto para anunciar el Evangelio y donde sin duda, como ocurrió en Ribarroja, dejará su impronta de simpatía, buen corazón, tolerancia y fidelidad a Jesucristo y a su Evangelio. Con él estoy y por él rezo y reitero mi  enhorabuena otra vez.

Durante la larga ceremonia tuve no pude evitar el recordar con nostalgia cuando yo tenía la edad de este amigo y también de mis "Tomas de posesión" que en mis principios no tenían el brillo y solemnidad de ahora. Eran actos muy simples, en los que el cura siempre casi se autopresentaba en la primera misa que se celebraba. La primera misa de entrada como cura de en la Yesa que fue precisamente mañana ,12 de octubre, y luego, después de cuatro años como vicario de la parroquia de San Miguel y San Sebastián, mi posterior destino como párroco en la humilde y entrañable de Maria, Madre de la Iglesia en Marxalenes. Allí, en “petit comité”, recuerdo que me reuní con el consejo pastoral y empecé, sin ritos ni ceremonias mi andadura en un servicio que duró veinticuatro años. Después vinieron la parroquia del Cabañal y la que ahora atiendo en San Antonio de Padua. Esta vez hubo sendas ceremonias solemnes, abigarradas y prolongadas liturgias.

Por aquel entonces no se estilaba el recargado ritual de las tomas de posesión. Eran tiempos del post Vaticano II, con su sencillez y sentido  de pueblo de Dios. Hoy dicha ceremonia  parece una exaltación de poder del cura sobre la parroquia. Asoma el triunfo del clericalismo -uno de los mas graves  enfermedades de la Iglesia de hoy, que relega a los laicos a segundo plano-. En la ceremonia parece que al cura se le responsabiliza de todo y se le da el poder absoluto. Aunque los laicos participen en las moniciones y otras intervenciones secundarias y prescindibles, el rito entroniza, casi al pie de la letra, al párroco qué es el que decide, y el que carga en el fondo con todos los asuntos más graves. Aunque en el ritual se recuerde que el cura debe el deber ser el ministro (es decir, servidor) y evangelizador, todo esto parece oscurecido por las formas litúrgicas de exaltación del párroco. La sobriedad y sencillez del Vaticano II han quedado muy lejos.
Quizá ese momento de relumbre de la solemne ceremonia de la toma de posesión sea para algunos sacerdotes, cuya vida silenciosa callada, difícil y sacrificada suele venir después, como el "minuto de gloria” que todos hemos de tener.
De todos modos, yo seguí en Guadassuar la ceremonia con la misma gran ilusión  que mi amigo Juan, a quien le deseé lo mejor. Y espero con seguridad y certeza que será un muy buen párroco y un sacerdote muy feliz.

Ad multos annos!