sábado, 19 de enero de 2019

¿EL ULTIMO ECO SECRETO DEL SILENCIO?


Mi amigo Jesús se va de su blog
Jesús Quinzá, mi amigo del alma, ha estado escribiendo durante bastante tiempo, un blog que se llamaba Los ecos secretos del silencio. Hoy, en su última entrada, se despide y lo finiquita. Explica allí los motivos que no son otros sino cierto cansancio. Es natural, pues a veces el llevar un blog, parece obligarte a comunicar constantemente con los demás.

Sí que lo lamento, sobre todo porque es la voz de alguien que se plantea muy seriamente la vida y el mundo en el que vivimos, sus cosas hermosas y también, ay, los embustes y las contradicciones de nuestra sociedad. Sus opiniones, a veces radicales, nos pueden ayudar pensar a muchos. Sus experiencias de montaña nos arrebatan también hacia lo más alto. A mi amigo, cuando escribe algo comprometido y muy fuerte (que a veces lo hace) yo le aconsejo paciencia  y sentido del humor.

Aunque que su despedida no parece definitiva, le vamos a echar de menos. Menos mal que, con su amistad y conversaciones frecuentes, ambos dos nos enriquecemos mutuamente al compartir nuestro modo de mirar este mundo. Aunque en algunas cuestiones no coincidamos (son bien pocas) siempre coincidimos en algo fundamental: nuestra fe en Jesús de Nazaret y en su Evangelio. 


Que sea pronto su regreso a las redes, a veces tan ininteligibles, enrevesadas y estúpidas. Su voz clara y alta no debe perderse con tanto ruido mediático.

viernes, 18 de enero de 2019

PRECIOSA, FAMILIAR LISBOA






Hace medio año estuve en Lisboa solo unas ocho horas, aprovechando el tiempo de espera del transbordo de un viaje a Nueva York. No sé si por el cansancio o la fatiga provocada por el cambio de horas, no me llamó me llamo mucho la atención. Ahora, otra vez, en los primeros días del año he estado de nuevo con unos cuantos amigos en la capital de Portugal. Y esta vez me ha encantado. Aunque han sido solamente dos días, he descubierto y disfrutado de una ciudad muy familiar, muy pintoresca y muy mediterránea.

Pasear por el barrio de Alfama -el núcleo urbano más antiguo de la ciudad- ha sido un verdadero placer. Sorprendente me fue andar por sus abigarradas calles en cuesta recorridas por los tranvías que me recordaban a San Francisco y mirar las fachadas viejas y variopintas con sabor a pueblo, a la arquitectura de El Cabanyal.  Casi increíble también ver, al fondo de los callejones empinados, el amplio mar-estuario con los barcos y cruceros, algo sorprendente.Luego está la otra Lisboa, la más moderna con sus enormes avenidas y ese puente inmenso que parece de ciencia ficción que vuela como una gaviota por la enorme bahía y estuario del Tajo. 


Al final del segundo día, visité la preciosa Torre de Belén, ese edificio fortaleza de estilo plateresco o manuelino -parece una bombonera- que despedía y acogía con la bienvenida de sus graciosas formas  a los valientes marinos que salían o regresaban del océano. Tuve la fortuna de llegar hasta allí en la hora en que se ponía el sol. Rápidamente la niebla se estaba apoderando del horizonte pero el disco rojo y sus sangrantes resplandores se apoderó del edificio, con el Atlántico al fondo. Un bellísimo espectáculo lleno de belleza. Deslumbrante, inolvidable. Para volver.

miércoles, 16 de enero de 2019

VER "UN ASUNTO DE FAMILIA"



La película del mes

Durante las fiestas de Navidad no suelo acudir al cine. Me fatiga la muchedumbre que en dichos locales abunda. Largas colas para la taquilla, la sala a tope con el crepitar de las palomitas, mucho público hablando y comentando en voz alta durante la proyección, confundiendo la butaca de la sala con el sofá de su casa… así que ahora después de esos días multitudinarios regreso al cine… y me encuentro con una maravillosa película, una pequeña y tal vez ignorada cinta que por su maestría es enorme. Ganó el primer premio del festival de Cannes último. La recomiendo vivamente.

Se trata de la película japonesa "Un asunto de familia" del director Hirozaku Kore-Eda (“Nadie sabe”, “De tal padre tal hijo”.)… Puede tal vez provocar en algunos cierta pereza pues es una película cuyo ritmo es diferente al que estamos acostumbrados por el cine norteamericano. Pero no es una película lenta como algunos temen. Trata de una"extraña y aparente familia”, poniendo el énfasis en que no son los lazos de sangre o los requisitos legales los que de verdad forman una familia. Es la solidaridad, la compasión, el sacrificio, y la entrega por los tuyos los que verdaderamente la construyen.

Dulce y amarga, cómica y trágica a la vez, su director contempla, como lo ha hecho en otras películas, la dificultad de las relaciones familiares y también la situación triste y precaria de la infancia abandonada. Una película emocionante, reconfortante  y muy crítica. Se te queda en el corazón y en la mente, recordándola muchos días. A ver.


La interpretación de los actores es una baza muy importante en la cercanía  y empatía que provocan estos personajes de ambigüedad moral, y la forma de relatar su historia se realiza a través de distintas escenas a veces inacabadas, que enlazan con la siguiente tras pequeñas elipsis, que obligan al espectador a reconstruir el relato. Muchas veces los encuadres tomados en ángulos bajos, como en Yasujiro Ozu, crean esa atmósfera humana que maravillosamente respira el filme.

martes, 15 de enero de 2019

UNA INVITACIÓN A LA EXPERIENCIA DE TAIZÉ




Amigos, la oración al estilo de Taizé es una experiencia magnífica, que hace entrar en calor a través de la sencilla oración a nuestro corazón, muchas veces aterido por el frío de nuestros estrés, miedos, preocupaciones y barahúnda de la vida. 

Os invito a todos a descubrir este rincón para orar y  a estar con nosotros y con el mejor amigo que podemos tener y nunca falla: Jesús de Nazaret.

LAS APARICIONES DE LA VIRGEN SEGÚN EL "El PAÍS"



Cuando estudié teología a mí me enseñaron  que todo lo que Dios quiso decir a los hombres (o sea, la Revelación) terminó y se completó en la última palabra del último libro de la Biblia: el libro del Apocalipsis o libro de la Revelación. El magisterio y la tradición también forman parte de esa revelación, claro que con otro rango, aunque esto último los protestantes lo rechacen.

Pero no quiero enrollarme más, porque habría entonces que hablar de las apariciones múltiples y por doquier, que cierto y crédulo mundo católico parece cultivar. Por fortuna la iglesia no declara dogma de fe el asunto de las apariciones de la Virgen, son más bien temas de devoción a vece
s demasiado infantil. Esta noticia (en broma o ¿habría que tomarla en serio?) que el suplemento semanal de "El País" de este domingo pasado pública me da la razón a lo que yo pienso sobre eso.

domingo, 13 de enero de 2019

¿CUÁNDO ACABA LA NAVIDAD?



¡Se acabó la Navidad!

El pasado día siete, al otro día de la fiesta de los Reyes Magos, en los comercios dejaron de oírse los insistentes y machacantes villancicos, se quitaron los lacitos rojos y los árboles cuajados de estrellitas, lucecitas y lentejuelas, las flores de Pascua desaparecieron y en las calles fueron quitando las grandes ni guirnaldas luminosas que iluminaban los lugares más concurridos de la ciudad. Muchos belenes se desmontaron.El Corte Inglés también de la noche a la mañana transformó su navidad en la gran venta de rebajas. ¡Desde final de noviembre nos andaban machacando!Navidad finiquitada.


Sin embargo, en el calendario litúrgico de la Iglesia, la Navidad empieza el día veinticinco y acaba al domingo siguiente de la fiesta de la Epifanía o de los Reyes, o sea, hoy que se celebra la Fiesta del Bautismo del Señor. Jesús se bautiza en el río Jordán como uno más y allí se manifiesta su condición de Hijo de Dios, como ocurrió en el día de la Epifanía o de los Reyes. Es una epifanía (manifestación)  muy parecida. Esta vez se muestra como Hijo de Dios al pueblo pecador congregado alrededor de San Juan Bautista en el río Jordán. Así que habrá que seguir de cerca a este extraño individuo que nos va a decir e indicar un camino insólito y lleno de humanidad para todos, un camino que nos encontrará con Dios.