miércoles, 21 de junio de 2017

FUEGO, PAVOR Y TERROR


Torres más altas cayeron. A propósito de la Torre de Londres.

El incendio trágico de la Torre de viviendas Grenfell en Londres con más de sesenta victimas nos ha sobrecogido el corazón  y más como ocurre con demasiada frecuencia, cuando las víctimas de los incendios suelen ser gente de familias de sencilla y humilde procedencia. ¡Nunca se incendian las casas de los potentados y cuando arden todos se salvan (no quiero decir ni desear que muera nadie, rico o pobre)!  El aun más reciente colosal incendio forestal con aún más víctimas en Portugal ha incrementado más nuestro pavor. El fuego nos atrae, nos ayuda y nos asusta. Nuestros ancestros que no sabrían su por qué se aterrorizaban ante él. No en vano, los israelitas cuando querían representar la presencia terrible de Yahvé lo imaginaban en el fuego (Moisés y la zarza ardiendo, los relámpagos y rayos en el Sinaí…). Prometeo, que se hizo con el fuego, robándolo a  los dioses y entregándolo a los hombres, es nuestro gran héroe mitológico.

 El cine lo aprovecha para contar historias, desdichas y aventuras y también para montar gran espectáculo. En algunos  guiones de las películas se cuela a veces de rondón la idea del castigo divino. Como en un nuevo Babel, la soberbia  de los hombres, simbolizada en un gigantesco construcción, es destruida por un poder irrefrenable. El fuego purificador suele ser el final en las películas de terror: ha de limpiar la presencia del mal en el mundo. De ahí a la idea de un Dios castigador hay muy poco. Nada más lejos de la esencia e imagen de Dios que el Evangelio tiene. También las películas sobre los edificios gigantescos incendiados dan paso a  historias de aventura espectacular, de enormes retos humanos y sobre todo, y esto es lo mejor, a historias de valor, coraje y solidaridad. He aquí tres películas: El coloso en llamas (Estados Unidos 1974) de John Guillermin . World Trade Center (Estados Unidos, 2006) de Oliver Stone. Llamaradas (Estados Unidos 1991)  de Ron Howard.

lunes, 19 de junio de 2017

FRENOS AL PAPA FRANCISCO



Lentamente y poco a poco el papa Francisco está realizando su gran proyecto de reformar la Iglesia, algo que siempre hay que desear y realizar (“¡Ecclesia semper reformanda!”). Algunos quizá tenemos prisa, porque con su edad no puede retardarse mucho tiempo. Que Dios le dé salud y vida! Quizá la lentitud se deba también a que no le dejan y se resisten y él no quiere levantar revuelos. Cada vez más se están reagrupando alrededor de ciertos altos jerarcas, obispos, cardenales que intentan calladamente  ralentizar lo que el papa Francisco quiere: hacer una iglesia accesible, abierta, familiar y cercana al pueblo (lo que aquel buen Papa Juan XXIII comenzó).

Uno de los grandes jerarcas de la iglesia, concretamente el responsable de la Liturgia y Santas rúbricas (o sea el que tiene que controlar el modo de celebración de los sacramentos y sus ceremonias religiosas) parece empeñado en dar marcha atrás a todo lo que el Vaticano II logró en la apertura en lo que podríamos llamar el espíritu de la liturgia. Parece empeñado en cerrar puertas y ventanas de un estilo abierto en la celebración de la misa, seguramente para salir al paso de los excesos y aberraciones que algunos curas realizan. Pero esos son muy pocos, la inmensa mayoría intentan, siguiendo las normas de Roma, realizar las celebraciones con verdadero espíritu religioso y litúrgico y pastoral.

No sé si el cardenal Sarah que así se llama el Presidente del Dicasterio de Liturgia y Sagrada Rúbricas (¡toma título!) tuvo algo que ver con el cambio de “por todos los hombres” con el “por muchos” de la consagración que se nos ha impuesto. Ahora, llamado por un obispo muy conservador aquí en España, en una conferencia afirma que los sacerdotes no debemos ser tan próximos a los fieles en la liturgia, que el lenguaje que en él se usa no debe ser tan explícito… Este mismo cardenal hace unos meses se descolgó insinuando que en la misa el cura debía dar la espalda a la asamblea. Menos mal que desde más arriba de rectificaron.


Yo creo que el papa Francisco aquí, aunque parece cosa baladí, debería intervenir.

domingo, 18 de junio de 2017

YA LO PREGUNTABA PLATÓN


Camino al triunfo, camino a la virtud.

Esta pregunta de la sinrazón que hacía Platón en un ayer  de fin del siglo V  se puede hacer de nuevo a tantos jóvenes de hoy a los que sólo la eficacia de la acción, la buena remuneración de paga de sus trabajos y pasar al coro la fama que de oropel disfraza. ¿Es lo únicoque les interesa.

“Mi buen amigo, siendo ateniense, de la ciudad más grande y más prestigiada en sabiduría y poder ¿no te avergüenzas de preocuparte de cómo tendrás  las mayores riquezas y la mayor fama y los mayores honores y, en cambio, no te no te preocupas ni interesas por la inteligencia, la verdad y por cómo su alma va ser lo mejor posible?


Platón, Apología de Sócrates, en diálogos, I, Madrid -Gredos 1981 

viernes, 16 de junio de 2017

A PROPÓSITO DE IGNACIO ECHEVARRÍA, DAR LA VIDA POR LOS DEMÁS EN EL CINE



Por fortuna hay muchos hombres y mujeres de nuestro tiempo que son capaces de realizar el más grande sacrificio: entregar su vida por los otros. Los cristianos sabemos que eso es también un don, algo que se nos da como consecuencia de nuestra fe en Aquel que nos dijo “No hay mayor amor que el de aquel que da su vida por los demás”. A veces ese heroico gesto último -entregar la vida- se hace desde altos presupuestos pero otras es sencillamente la evolución y proceso de una actitud y generosa virtud que nace de la fe en aquel primer mártir que fue Jesucristo.
Naturalmente el cine ha sabido recoger este admirable y supremo gesto humano .Hay una gran lista de películas que nos lo recuerdan: algunas de ellas preciosas obras maestras del cine (“La pasión de Juana de Arco” de Carl Th. Dreyer, “Sacrificio” de Andrei Tarkovsky, “Europa 51” de Roberto Rossellini). Otras también de gran calidad artística están más cercanas a nuestro gusto y sensibilidad. Ese gesto de entrega que muchas veces aparece realizado repentinamente, siempre nace como fruto de la actitud de un corazón abierto como el de Cristo hacía los que necesitan auxilio, apoyo y ayuda. Ignacio Echevarría, el madrileño asesinado en los últimos atentados de Londres, y creyente cristiano, es el último testimonio.

Braveheart (1995) EEUU de Mel Gibson
En el siglo XIV, los escoceses viven oprimidos por los gravosos tributos y las injustas leyes impuestas por los ingleses. William Wallace es un joven escocés que regresa a su tierra después de muchos años de ausencia. Siendo un niño, toda su familia fue asesinada por los ingleses que oprime al Reino de Escocia. La rebelión contra sus crueldades lo convertirá en un líder entregado hasta la muerte por su pueblo. Película popular donde las haya, magníficamente realizada, entusiasma a todos los públicos y es un ejemplo más de un corazón bravo que se entrega por los demás.
Grand Torino. (EEUU, 2008) de Clint Eastwood
Kowalski, es un veterano de la guerra de Corea, y que vive jubilado y solitario acompañado de lo único que le gusta: su coche gran Torino de 1972. Uraño, intolerante, xenófobo va cambiando su duro corazón hasta volcarse, con sus últimas consecuencias, en la ayuda de un joven adolescente chino y su familia. Es una película maravillosa, llena de vida y como nos muestra la capacidad de conversión del ser humano hasta el sacrificio. La secuencia final, inesperada, simbólica, es una referencia a la muerte de Cristo.  
Popieluzsko (Polonia, 2009) de Rafal Wieczynski

El sacerdote católico Jerzy Popieluszko fue beatificado en 2010 por el Papa Benedicto XVI. El padre Popieluzko fue torturado y asesinado por la policía por apoyar al mundo obrero durante el régimen comunista polaco. Convertido en un mártir, su coraje y su fe arrastraron a muchos compatriotas que arriesgaron su vida en defensa de la libertad y la dignidad humana. Es una película sumamente interesante que nos habla del compromiso evangélico que lucha por la libertad y la justicia. Su narración es algo confusa, pero siempre prevalece su valiente mensaje.

jueves, 15 de junio de 2017

CASA, COBIJO, DON



“La casa es la concavidad del cobijo, de la misma manera que el cuenco formado con las manos lo es del don. El tejado de la casa se parece a la figura de las manos juntas mirando hacia abajo; las palmas serían el techo. El cuenco se hace con las manos  juntas hacia arriba. Con el cuenco se da y se ofrece; con el techo se guarda y se ampara. En el cobijo lleva al don. Se da en casa y se sale de casa para dar. Es efectivamente  la casa lo que acompaña (como condición o como intención) el don, antes que cualquier intercambio.” Pág. 45

“LA RESISTENCIA ÍNTIMA. Ensayos de una filosofía de la proximidad”. Joséf Maria Esquirol. Acantilado, Barcelona 2015

lunes, 12 de junio de 2017

LA BELLA `[Y SANTA] IGLESIA CATEDRAL DE VALENCIA.



Un amigo, creyente, ilustrado y cabal, me acaba de enviar por whatsApp esta nota de su personal impresión escrita  seguramente con cierto cabreo y más perplejidad sobre, nuestra  catedral, templo cristiano que llamamos Santa Iglesia Catedral. “Santa” porque es un lugar santificado por la presencia de lo Sagrado [Dios]  que por tanto santificada y   que ha de servir además de otras cosas, para santificarnos: casi con palabras del diccionario “Templo santificador donde está la cátedra del Obispo”. 


Este es el texto literal:
“Para reflexionar. Estoy sentado frente a la catedral. Tenía quince minutos y quería entrar a rezar un poco. He elegido la parte de la puerta que pone “Culto”. La otra es “Visitas”. Sólo he podido alcanzar un espacio de 20 m². Unos parabanes impedían el paso. Resignado, he salido y me he asomado por la otra puerta. Hay un mostrador con cuatro o cinco personas para vender  una entrada. Me he acordado del pasaje del Evangelio de los mercaderes a la puerta del templo. Rezaré desde aquí”.

jueves, 8 de junio de 2017

CORRECCIÓN, PRUDENCIA Y TOLERANCIA

¿Quién no está cansado de tener que ser moderadamente reservado en sus ponderaciones o en sus conversaciones? Cuántas veces tenemos que moRdernos la lengua para no expresar lo que puede molestar a más de uno simplemente porque ése mismo no sabe aceptar la diversidad? Precisamente ése que tiene que estar callado es el que menos utiliza la tolerancia.

Harto estoy de ser políticamente correcto cuando hay tanta gente que ni siquiera piensa lo que debiera estar callando. Quizá, a más de uno -y a mí el primero- le falte osadía y valor para romper muchos platos. Porque ¿de qué sirven estos platos limpios y enteros si no sirven para nada?

"Es mejor equivocarte siguiendo tu propio camino que tener razón siguiendo el camino del otro". No lo digo yo, lo escribió Fedor Dostoyevski. ¿Autoriza esto, hoy y aquí, y desde el altavoz de las redes sociales, a quitarse el bozal tanta gente para gruñir y proferir sus ladridos?

martes, 6 de junio de 2017

PABLO VI Y LA EXCLUSIVIDAD DE LOS PASTORES



¡Pablo VI, ese desconocido que sigue necesitando ser descubierto!

A veces parece que uno descubra el mediterráneo. Y hay que recordarlo a muchos que teniéndolo tan cerca, aún no lo han descubierto. Es lo que pasa con el Papa Pablo Sexto, un pontífice al que todo el mundo le reconoce enormes méritos dentro de la iglesia pero que nadie sabe por qué se le conoce. Leí hace unos meses una antología de textos escogidos de Pablo VI titulado “Un hombre como nosotros” de ediciones Cristiandad. Son escritos muchos de ellos de tipo privado que han sido recogidos y cuya lectura ha provocado una verdadera admiración hacía este hombre que cuyo pontificado, entre el breve e intenso de Juan XXIII y el prolongado de  Juan Pablo II, quedó en cierta manera eclipsado.

Leí pues allí un texto escrito en 1931, cuando tenía treinta y cuatro años de edad y doce de sacerdote: unas notas de propuestas espirituales de su vida como sacerdote: “Debo mirar con esmero que educación espiritual esté presidida por la sencillez de los dogmas fundamentales de la fe y por la armonía de la constitución unitaria de la Iglesia, bastando y excediendo a mi piedad, para ser viva y veraz, la fortuna de pertenecer simple, pero directamente, al séquito de Cristo y de participar mediante la adhesión a su cuerpo místico, en sus méritos, en su historia, en su gloria” (página 34).


Me llamó la atención estas palabras porque indica la voluntad del que  después sería Papa, de ser un sacerdote “no especializado”, es decir, de no enrolarse en exclusiva en ningún movimiento, institución, grupo especializado de la iglesia. Hoy en ésta hay muchos curas que en vez de llevar una pastoral abierta e inclusiva, que atienda a todos los cristianos, andan especializados casi en exclusiva sólo para ciertos movimientos eclesiales.

domingo, 4 de junio de 2017

HOY, ¡PENTECOSTÉS!



Aquella noche, los amigos de Jesús estaban en casa. Y estaban con las puertas y ventanas cerradas, porque tenían miedo de que los judíos los persiguiesen a ellos también. Entonces apareció Jesús, en medio de ellos, y solo les dijo: “Paz a vosotros”. Y les enseñó las manos y el costado. Así podían ver las heridas de la cruz, y se daban cuenta de que era el mismo Jesús, porque no era fácil reconocerlo. Se pusieron contentísimos. Jesús siguió hablando y les dijo: “Paz con vosotros. Como el Padre me envió, así yo os envío a vosotros”. Y añadió: “Recibid el Espíritu Santo, y a quienes perdonéis los pecados, les quedan perdonados. A quienes se los retengáis, les quedan retenidos”. Y así les estaba encargando continuar con su misión en este mundo.

Himno de Pentecostés

Ven, Espíritu Creador, visita las almas de tus fieles y llena de gracia los corazones, que Tú mismo creaste. Tú eres nuestro Consuelo, don de Dios Altísimo, fuente viva, fuego, caridad y espiritual unción. Tú derramas sobre nosotros los siete dones; Tú, el dedo de la mano de Dios; Tú, el prometido del Padre; Tú, que pones en nuestros labios los tesoros de tu palabra. Enciende con tu luz nuestros sentidos; infunde tu amor en nuestros corazones; y, con tu perpetuo auxilio, fortalece nuestra débil carne. Aleja de nosotros al enemigo, danos pronto la paz, sé Tú mismo nuestro guía, y bajo tu dirección, evitaremos todo lo malo. Que por Ti conozcamos al Padre, y también al Hijo; y que en Ti creamos en todo tiempo.

(a partir de una plegaria de Rabanus Maurus, siglo IX)

sábado, 3 de junio de 2017

TRES MOMENTOS MÁS DE MI PRIMAVERA

 Continúo con los recuerdos recientes de esta Primavera:

En un valle precioso del Pirineo Navarro.







Por el valle de Roncal

¡Muy cerca! atardecer desde los Montes de Olocau



viernes, 2 de junio de 2017

REALIDAD, OPINIÓN, POSVERDAD



REALIDAD, OPINION, POSVERDAD
Por mor de los medios de comunicación y el uso cotidiano de las redes sociales, cada vez nos andamos habituando a recibir mensajes donde la verdad brilla por su ausencia. En vez de transmitir una realidad contrastada e investigada, recibimos opiniones que pueden ser verdades filtradas y manipuladas y convertidas en meras opiniones cuando no embustes colosales. Hemos perdido además ese espíritu meramente crítico que al menos podía filtrar esos  bulos y mentiras. ¡lo he visto en la televisión!, dicen algunos como garantía de realidad irrefutable.

El otro día vi la película “Negación” que precisamente habla de esto. El caso, aunque en el fondo sea lo mismo, versaba sobre la negación por parte de un escritor filonazi y entusiasta de Hitler, de la existencia del Holocausto judío, de los hornos crematorios, de los campos de concentración. Escribió sin argumentos fehacientes contra lo que se investigaba en un libro muy bien documentado sobre estas terribles y trágicas cuestiones. La película entonces no hablaba del espanto del exterminio genocida, sino de cómo la verdad queda muchas veces convertida en mera opinión, y cómo veces ésta prevalece sobre aquella.

Machado decía: “¿Tu verdad? No, la verdad y vamos los dos a buscarla”. La  verdad es única, inagotable, inabarcable, aunque tenga muchas caras. Saber desde qué punto se mira, ayuda a aprehenderla y comprenderla. En los tiempos de la posverdad, hay que estar vigilantes para que no nos den gato por liebre.

La película se titula “Negación” (“Denial”. GB,2016),  dirigida por de Mick Jackson y está ahora en las carteleras de estreno.

jueves, 1 de junio de 2017

Pasó Mayo, acabando la Primavera.

Hoy hemos inaugurado el mes de junio y la primavera anda ya siendo desplazada por los primeros calores del verano cercano. Aquí, en unas cuantas fotos se describen, con gozo íntimo, la belleza y alegría con que la he vivido.


En las afueras de Llìria (no hace falta irse lejos para disfrutar de la Primavera)


El Bisaurín, al atardecer. (Valle de Echo)


Empezando el Camino de Santiago en Roncesvalles.


Mi amigo Alejandro, Ernest Heminway y yo en el Café Iruña


 El mastín y sus ovejas ya esquiladas para el verano...
                                                ... y una guardería vacuna. 

miércoles, 10 de mayo de 2017

Un poema de Guillermo Carnero


Debemur morti, nos nostraque.
Horacio

La ostra,
este molusco ignorante, impasible,
este pez de boca cartilaginosa
que navega hacia la isla
y los austeros acantilados de basalto,
están sujetos a la muerte.
También el hombre y la mujer que en la playa
miran la estela del esquife.
Todo está predestinado al disgregarse,
todo cumple el ciclo de retornos
hacia el punto primero.
Acepta la ostra, ignorante,
su destino de valva vacía;
acepta el pez de superficie
ser bocado de petrel;
acepta el acantilado
su derrumbarse, su sumergirse.
Y el hombre aferra a su mujer,
mira a un punto lejano
y se consuela: Somos eternos.

sábado, 29 de abril de 2017

En la Feria del Libro




Disfrutando a tope, esta mañana he visitado la Feria del Libro aquí en Valencia, ubicada en el mejor adecuado lugar de la ciudad: los Jardines de Viveros. Me he paseado tranquilamente -la hora era propicia-, sin tener que soportar las aglomeraciones que en otros momentos se agolpan frente a los que estands y mostradores y que no te permiten mirar y hojear los libros.
Como soy bastante asiduo en visitas a las librerías a lo largo de todo el año, no he visto muchas novedades. Como me suele pasar en este tipo de visitas, tengo siempre que evitar comprar alguno de los muchos libros que siempre me tientan. Confieso que mi curiosidad cultural es insaciable. En casa tengo pilas de libros pendientes de ser leídos, pero como dicen, “arts longa, vita brevis,” no sé – ¿exagero?-  si me alcanzará la vida para leerlos.
Había muy buen ambiente en las distintas casetas que exponían libros y bastantes autores presentes que firmaban los libros comprados. Algunos muy desconocidos para mí (¡se escriben, se editan tantos!) y otros ya muy famosos: Clara Sánchez, Luis Goytisolo.

Al final también caí en la tentación y adquirí dos libros. Uno, de cine, un estudio sobre la película “Solaris” de mi admirado director Andrei Tarkovski y y el otro, la última novela “Mac y su contratiempo” del catalán Enrique Vila-Matas, uno de los escritores más admirados por mí y quizá uno de los mejores que escribe en castellano.

jueves, 27 de abril de 2017

Lluis Llach: la frustración de un viaje


Hasta ahora creí que Lluis Llach me había, con su música, acompañado y guiado hasta  Itaca, pero parece que el sueño de llegar hasta esa Isla, objetivo de la ilusión  y la esperanza se ha tornado en pesadilla. Itaca ya no es donde viven tus anhelos e ilusiones sino un espacio donde las fronteras, las vallas de espinos y los muros marcan el territorio. ¡Es una isla cerrada a cal y canto! ¡Ahora resulta que era una trampa! Allí solo pueden reír y soñar los que tienen pensamiento único, los que combaten la solidaridad con la independencia.

Itaca  se ha tornado en un país de la intolerancia, la desigualdad y la diferencia. Quedara aislada y sus muros defensivos se derribarán hacia dentro, hacia sus propios habitantes.
Lluis Llach, nuestro adalid en la lucha contra Franco y su dictadura nos ha dejado solos, nos ha dejado huérfanos. No podemos cantar su “Viatge a Itaca” traicionado porque lo que su  canta lo ha frustrado con su postura intolerante, con sus amenazas.

Si, amigos de siempre: sé que la canción "Viatge a Itaca" en vuestra adolescencia os impactó e influyó en el modo de contemplar la vida. Reconozco mi contribución a ello.
Pero tenemos ahora a Lluis Llach, hundido en el abismo del nacionalismo más fanático, que parece haber olvidado aquellos hermosos valores de libertad, tolerancia y esperanza.

La ha convertido en una isla de alambradas y murallas ( qué "estaca" la derribará?) donde la disidencia es represaliada y la amenaza impera ( lo que precisamente hacía la dictadura de Franco).
¿Qué hacer? Seguiremos soñando con el viaje a Itaca, tal vez sin la música de su canción pero sí leyendo el texto original del poeta griego Kavafis.
!Seguirá abriéndonos el corazón a la ilusión y a la esperanza!

Cuando emprendas tu viaje a Itaca 
pide que el camino sea largo, 
lleno de aventuras, lleno de experiencias. 
Pide que el camino sea largo. 
Que muchas sean las mañanas de verano 
en que llegues -¡con qué placer y alegría!- 
a puertos nunca vistos antes. 
Ten siempre a Itaca en tu mente. 
Llegar allí es tu destino. 
Mas no apresures nunca el viaje. 
Mejor que dure muchos años 
y atracar, viejo ya, en la isla, 
enriquecido de cuanto ganaste en el camino 
sin aguantar a que Itaca te enriquezca.
Itaca te brindó tan hermoso viaje. 
Sin ella no habrías emprendido el camino. 
Pero no tiene ya nada que darte.
Aunque la halles pobre, Itaca no te ha engañado. 
Así, sabio como te has vuelto, con tanta experiencia, 
entenderás ya qué significan las Itacas.
         C. P. Cavafis. Antología poética. 
          Alianza Editorial, Madrid 1999.



Os invito a un buen cinreforum

           Cineforum en la Parroquia de San Antonio de Pádua


Viernes 28  de ABRIL. Salón Parroquial, Entrada libre . a las 21 horas   REGRESO A CASA . COMING HOME
(China 2016) de Zhang Yimouz.

                                        Presentación y coloquio por José Luis Barrera

sábado, 22 de abril de 2017

Otras montañas, otros bosques, otros caminos.



En mi entrada anterior escribía por el retorno, después la fiesta y del descanso, a la vida del trabajo, a lo que nos parece la normalidad de la costumbre de siempre. Somos los humanos animales de costumbres que tenemos la capacidad de renovarnos y vivir la vida como novedosa sorpresa.

Ahora en medio de la naturaleza, miro estas montañas que ya he visto otras veces. hoy cubiertas sus cimas de nieve, brillan plateadas tras un cielo azul, casi añil, reflejando un sol vibrante de luz. La nieve en lo alto de las cumbres parece resistirse a convertirse en rotundas cascadas de agua que alimenta torrentes y riachuelos.

Los bosques con tímido sigilo a las temperaturas bajas de la noche, comienzan a verdear después del largo y obligado sueño invernal.El sol de la primavera penetra en el corazón del bosque que ilumina con su luz las tiernas hojas que parecen alumbrarse desde su interior. Cuando llegue el estío, éstos se tornarán en una masa vegetal impenetrable, con silencios oscuros y misteriosos, rotos por el crepitar de una rama seca, el canto de un pájaro o el silbido del viento.

Y los caminos  siempre invitándote a avanzar, a descubrir el paisaje, pintados ahora con las primeras florecillas; violetas, narcisos, prímulas, bordeando los prados bordados del amarillo del diente de león, tornándose en sendas que a veces se pierden en medio de los matorrales y desorientan intermitentemente a los caminantes...

miércoles, 19 de abril de 2017

Disfrutando de la Pascua













Después de la tensión de los días pasados de la Semana Santa (que no ha sido gran cosa), toca relajarse un poco entrando más directamente en el contacto con la naturaleza, que reverdecida por el empuje de la primavera, también resucita.

¡Feliz yo que puedo vivirlo! después vendrán las obligaciones pertinentes y la rutina diaria y otras tareas cotidianas. Como siempre, este tiempo de descanso recarga las pilas del
ánimo.

¡Feliz Pascua a todos!

lunes, 17 de abril de 2017

Un cuento europeo sobre la esperanza



No sé si algunos de los lectores habrán podido ver la película “El Havre” del director finlandés Aki Kaurismäki. Con gran placer y mayor resultado la he presentado más de una vez en algún cine fórum. La película cuenta las desventuras de un joven inmigrante en el puerto marítimo de esa ciudad, perseguido por un detective que quiere detenerle escondido y cobijado con la sólida solidaridad de los ciudadanos más sencillos.

“El otro lado de la esperanza” (Finlandia, 2016) de Aki Kaurismäki. Es su última película, reincide pues, en un tema muy querido por este cineasta: una mirada de compasión, solidaridad y piedad hacía los más débiles y desfavorecidos  y un canto de admiración hacia la gente sencilla y humilde que en su debilidad son capaces de mostrar la fortaleza de la fraternidad, el compañerismo y la solidaridad.

La historia del filme se sitúa ahora en otra ciudad costera, esta vez Helsinki. Allí llega Khaled, un refugiado sirio, que después de muchos percances por toda Europa intenta asentarse en la próspera y siempre fría Finlandia. Pero no será como a primera vista idílicamente parece. A la vez la película nos presenta la situación de un finlandés que ha dejado a su esposa y a su oficio de vender camisas, para regentar del modo más pintoresco, un restaurante. Los destinos de ambos hombres se cruzarán muy pronto.

Aunque Kaurismäki en sus películas parezca jugar a la desorientación del espectador, a mostrar algo tan consistente como el humo, “El otro lado de la esperanza” es un filme que tiene una gran profundidad de carga: al final te hace reflexionar hondamente con la sonrisa en los labios.

Temas: inmigración, humanismo, solidaridad, Europa, fraternidad, marginación.


viernes, 14 de abril de 2017

Hoy es Viernes Santo...: culto, cultura,espectáculo y ocio.

Hoy es Viernes Santo. Es día de fiesta grande. Todo el país está cerrado por vacaciones; sólo andan abiertas las playas, las terrazas, los chiringuitos. Dentro, en las ciudades abren las iglesias con el paso de las procesiones de Semana Santa.

…Y cada uno vive este día de Viernes Santo a su modo y manera.

Unos sufriendo en su corazón la muerte de Cristo. Lágrimas derramarán por la sangre del primer inocente. Se recogerán en el silencio de su interior. Rezarán desde la sincera profundidad de su corazón y pedirán otra vez más la escalera para desclavarle de la cruz. Sentirán en su rostro la brisa  suave y fresca de la resurrección de aquel que había muerto.
 
Otros contemplarán la belleza de los colores austeros, intensos y contrastados de las vestas de los cofrades con misteriosos capirotes ocultando sus rostros. Hachas encendidas iluminando la obscuridad de la medianoche. Cristos y Vírgenes esculpidos con la contrastada belleza que da la realidad mezclada con el misticismo. El aroma de la primavera y las flores se mezclan adornando los pasos. El silencio y a veces la algarabía del público en las aceras interrumpido por los sones siempre lejanos de las bandas de música o una voz que canta desde el minarete de un balcón. La emoción de la belleza contemplada se transforma en callado llanto  emotivo.

Aún más gente, desde las abarrotadas aceras, contempla en sosegado y ceremonioso paso de las cofradías como el espectáculo visto desde las barreras de las plazas taurinas. No se implican, no se conmueven, sólo ven, que no contemplan, con ojos de turista. Entretienen el hambre o la sed con el bote de refresco en las manos, masticando pipas, mientras delante transita lo sublime.

Y luego anda la inmensa muchedumbre, esparcidas y expuestas sus pieles al sol en las todavía frescas arenas de las playas. El agua del mar levemente se toca con los dedos del pie: todavía las olas tienen el temple frío del invierno. La cerveza del chiringuito y el atardecer de la terraza están quizá más calientes. Para todos en el Viernes Santo hay un tiempo y un lugar: el muerto al hoyo y en vivo al bollo.


¡Y mientras, el grito de Dios expirando, retumba en el mar de las pateras, en los templos coptos y en las callejuelas de Siria!

martes, 11 de abril de 2017

Cine:“No hay amor más grande que el de aquel que da la vida por los amigos…” (Juan 15, 13)



 Figuraciones de Cristo en la pantalla.

Todos los años, por Semana Santa, las televisiones exhiben películas bíblicas y películas sobre Jesucristo. Suelen ser las de siempre, aquellas espectaculares realizadas con el patrón de “Made in Hollywood”. “Los diez mandamientos”, “Ben-Hur”, “Jesús de Nazaret”, “La historia más grande jamás contada”. Películas maravillosas que a muchos nos recuerdan nuestra infancia y adolescencia. Pero hay otro cine, a mi parecer más novedoso y actual que muestra de un modo figurado a Jesús en  el mismo sacrificio que conduce a la redención: son películas que sin planteamiento explícito religioso nos hacen recordar no directa sino oblicuamente, la figura de Jesús. Son muy reconocibles en las historias que nos cuentan, por ejemplo, “Alguien voló sobre el nido del cuco” “ E.T.”, “Superman”, o “Matrix”. Propongo esta vez para su visionado en estos días sagrados tres claros ejemplos, aunque algún espectador le pueda parecer algo sorprendido o provocador.

Nazarín (México, 1965) de Luis Buñuel.
Basada en una novela del gran Perez Galdós, la acción se sitúa En México, a principios del siglo XX, el humilde cura Nazarín comparte su pobreza con los más necesitados. Después de proteger a una prostituta que provoca el incendio de un mesón, Nazarín se ve obligado a abandonar el lugar. A lo largo de su camino, sus acciones, determinadas por su concepto de la caridad cristiana, provocarán una serie de conflictos. Un clásico del cine, que nos muestra, a alguien, como Cristo y por amor a los demás, rebajado hasta lo último.

La milla verde (1999) de Frank Darembont.
Sur de los Estados Unidos, hacia 1920.  Un carcelero vigila la Milla Verde, un pasillo que separa las celdas de los reclusos condenados a la silla eléctrica. Entre ellos está John Coffey, un gigantesco negro que anda esperando su inminente ejecución. Tras una personalidad ingenua e infantil, Coffey esconde un prodigioso don sobrenatural. Cuando se presenta la ocasión de ponerlo en práctica, el funcionario de prisiones aprenderá que los milagros existen, incluso en los lugares más insospechados. A lo largo del fin a parecen claras referencias al evangelio de Jesús.

Grand Torino (EEUU, 2008) de Clint Eastwood.
Un obrero jubilado viudo y solitario. Su pasión es cuidar de su pasión es su coche Gran Torino de 1972. Es un hombre inflexible y cascarrabias, al que le cuesta trabajo asimilar los cambios que se producen a su alrededor, especialmente a los inmigrantes asiáticos a su barrio. Sin embargo, las circunstancias harán que se vea obligado a replantearse sus ideas y llegar hasta la última entrega por ayudar a los demás. Eficaz, cómico, emotivo y cristiano filme.

Hasta el último hombre (2016) de Mel Gibson.

Segunda Guerra Mundial. Un joven contrario a la violencia, objetor a empuñar las armas, , consigue su objetivo de ayudar como médico y es enviado a servir al frente japonés. A pesar de ser recibido con recelo por todo el batallón durante la salvaje toma de Okinawa, Desmond decide jugarse la vida en la peor de las condiciones, demostrando su valor salvando a 75 hombres heridos. Basada en un personaje real, con el estilo del polémico  Mel Gibson -abundancia de imágenes sangrientas-, es película de claro mensaje redentor y cristiano.

lunes, 10 de abril de 2017

El perfume de nardo


“María tomó una libra de perfume de nardo, auténtico y costoso, le ungió a Jesús los pies y se los enjugó con su cabellera. Y la casa se llenó de la fragancia del perfume.

Judas Iscariote, uno de sus discípulos, el que lo iba a entregar, dice: ¿Por qué no se ha vendido este perfume por trescientos denarios para dárselos a los pobres?”…

El olor de ese perfume de nardo me transporta muy adentro, allí donde sólo tú, Señor, puedes acceder para cambiarlo todo en mi vida. En el suelo, con mi pobre perfume, unjo tus pies con mi pobreza, mi pecado, mi fracaso, mi dolor... Mi perfume no expande un olor agradable, pero si tú lo llevas a la Cruz, se transformará en un perfume de nardo, como el de María: un perfume que va a llenar de sentido mi vida, un perfume que va a llenar mi casa y la transformará en centro de acogida, de amistad, de amor, de ternura. Ahí me tienes Señor, a tus pies, y ahí seguiré esperando... esperando la claridad de tu mirada, esperando la ternura de tu amor. (Pep Baquer, sj)



sábado, 8 de abril de 2017

El bosque de trabinas de Alpuente, donde habla Dios.



Desde siempre el ser humano ha andado buscando a Dios. A su modo y manera, tal vez con errores y equivocaciones, lo ha encontrado en medio de la naturaleza como eco y respuesta a la voz de su corazón. En los espacios siderales, en los lugares más insólitos de la tierra que habita, el desierto y la cueva, el manantial y la cumbre, el mar y el bosque, con la voz profunda de su interior, ha sabido  verle y escucharle.

El otro día, junto a la aldea de la Almeza, en el término de Alpuente, allá en la Alta Serranía de Valencia, tuve una bella experiencia de pisar un lugar sagrado, un sitio donde la experiencia espiritual de encontrarse con Dios se torna muy posible. Allí hay en aquellas austeras y  altas comarca unos bosquecillos de sabinas de enorme antigüedad. Son las sabinas albares, llamadas allí “trabinas”. Apartados como todo lo que por allí nace, crece, vive y muere, son unos nobles árboles centenarios, de pura arqueología vegetal,  de envejecidos troncos, retorcidas  ramas y compacta vegetación aromática.


Crean, cuando están juntos, unos espacios donde el tiempo parece congelado, el aire se inmoviliza y el silencio es tan denso, que se escucha el pálpito de tu corazón, el rebotar de tu sangre. Pensé que ese silencio era precisamente la voz de Dios. Era sin duda un lugar sagrado, donde si sabes escuchar a lo que el pulso de tu vida siempre clama, puedes encontrarte muy fácilmente con aquel que siempre buscas.

jueves, 6 de abril de 2017

Un templo incendiado en La Yesa


Hará pronto un año que el templo parroquial de La Yesa, en la Alta Serranía, ardió en su interior. Unos velones encendidos y mal colocados provocaron que durante la noche ardiera precisamente  el altar más preciado de la iglesia: el lateral donde se da culto a la imagen de la Virgen del Carmen, la patrona del pueblo, representada en un bellísimo cuadro que es una pintura de estilo bizantino. Milagrosamente la imagen se salvó, pero la capilla quedó totalmente destruida y el templo manchado al completo por la negra tizne del abundante humo producido. Un verdadero desastre de difícil solución y  aún más para un pueblo como La Yesa que ahora en invierno no llega ni a tener cien humildes habitantes. ¿Cómo van a poder restaurarlo? Porque no sólo es la capiila de la Virgen lo que hay que arreglar, sino todo el enorme templo, de nave muy alta, que tendría que ser limpiado y pintado.  El caso es que pasados ya nueve meses todavía no se ven perspectivas para hacerlo.


Así que ayer me llegué hasta La Yesa, que fue mi primera parroquia de misacantano, para ver de qué modo yo podría ayudar en algo. El cura con el alcalde habían ido ese  mismo día al Arzobispado para solicitar ayuda. Desde luego, por lo que me contaron, no quedé muy contento por las perspectivas de restauración: las proporciones del templo son muy grandes, la empresa parece aún más para un pueblo tan pequeño, los vientos del ánimo de sus habitantes tampoco van a su favor.

En el fondo subyace el enorme problema de la desertización que han sufrido los pueblos de los interiores de la comarca del Alto Turia, incrementado por la desidia y el desinterés de los políticos. Espero que el arzobispado eche al menos una mano.


Desde aquí yo llamo a todos los que aman aquellas bellas y austeras tierras de la Serranía a buscar y encontrar alguna solución para el templo de La Yesa.

El discernimiento que Francisco enseña


Sabido es que los enemigos del papa Francisco, pese a que al principio no parecía tenerlos, van a más. Antes, los “rebeldes” a sus reformas andaban ocultos por eso de contemporizar o evitar hacerse de notar. Ahora, perdido el miedo o recobrado el valor, salen a la luz y se hacen notorios. En Roma hasta pintadas hay contra él y aquí, en la misma Conferencia Episcopal Española, le crecen los enanos.

Lo  singular del Papa Francisco es que precisamente, conviviendo con sus enemigos y sabiendo tenerlos  a control, continúa, erre que erre, con sus reformas de la Curia y de la Iglesia.

 Algunos de sus detractores no le perdonan las ideas abiertas sobre moral y la institución matrimonial que expuso en su encíclica “Amoris Letitia”, pero sobre todo lo que les ponen muy nerviosos es la importancia que este Papa otorga (se nota que es jesuita) a la insistencia que aconseja a los creyentes para que utilicen la libertad de conciencia. Al sacerdote, les dice,  le pueden consultar la aplicación a sus vidas de las leyes establecidas de la iglesia, a las que no hay que obedecer ciegamente, sino utilizar el buen discernimiento. En el fondo, el Papa trata a los laicos como adultos, como mayores de edad y no como clericalmente se ha intentado siempre: tratarlos como niños que deben tener en la Iglesia una obediencia ciega.


A esto lo llamo yo la “libertad de los hijos de Dios”, algo que con frecuencia ha olvidado nuestra Iglesia.

martes, 4 de abril de 2017

El poder asambleario

                            Anthony Quinn en una escena del filme 'Barrabás', de Richard Fleischer

Os transcribo el  ingenioso artículo de denuncia sobre el poder asambleario y su uso fraudulento que señala  más de un movimiento político de ahora. Como soy hombre de Iglesia he pensado que este “pecado” no lo tiene la Iglesia: de él huye como el diablo del agua bendita. Eso de la democracia asamblearia, directa y sin control  no le va. Y es invención del maligno . Nunca se ha visto que la Iglesia convoque un referéndum ¿O sí?

Barrabasada
La característica más interesante de la votación referendaria es la opción binaria ofrecida al pueblo: o blanco o negro
.
El más mítico ejemplo histórico de pseudo democracia directa (subclase plebiscitaria) es la votación —a gritos— en favor de Barrabás, quien salvó así la vida.
El prefecto Poncio Pilatos, quizá nacido en Tarraco, no quería condenar a muerte a Jesús, al considerarlo inocente y para no interferir en los conflictos religiosos internos de la comunidad judía. Así que primero se lavó las manos, considerándolo inocente, para devolver la responsabilidad del caso al Sumo Sacerdote saduceo Caifás y demás autoridades judías.
Al insistir éstas en que le crucificase, acción que las desbordaba, pues competía al prefecto, se acogió a una supuesta tradición —de la que no existen otras pruebas— por la cual el pueblo podía por aclamación liberar a un preso por Pascua.
Creyendo que el resultado estaba predeterminado porque Barrabás era culpable de homicidio y Jesús no, dio a elegir a la muchedumbre a quién debía indultar. El personal, agitado por Caifás y sus secuaces conspiradores, clamó por Barrabás.
De la historia que narran los Evangelios y se recordará por Semana Santa, en las procesiones del Sur y también en la Passió de Olesa y Esparraguera, sobresalen tres características de esta votación referendaria que quizá sirvan para iluminar otras.
La primera es que se produce a conveniencia del Poder establecido que inventa arbitrariamente sus propias reglas: primero el lavado de manos, después la apelación al método digamos asambleario como última ratio de justicia.
La segunda es la ausencia de confrontación de argumentos: solo entran en juego la defensa corporativa de la ortodoxia de Caifás, amenazada por Jesús; el arrebato en favor del que según distintas fuentes era un delincuente, pero muy popular; el rechazo al peligroso disidente.

La característica más interesante del episodio es la opción binaria ofrecida al pueblo. Una salida simple, nada compleja, nada sofisticada. Deberá salvar a uno o a otro, sin más. O vida o muerte. O libertad o condena. O blanco o negro. Visto desde hoy, había otras soluciones, complejas, seguramente más interesantes: pedir la liberación de ambos reos, reclamar la abolición de la pena de crucifixión. Pero no interesaban al prefecto Pilatos y por eso no las sometió a referéndum. Ocurre.

domingo, 2 de abril de 2017

Lázaro (a propósito del Evangelio del domingo)



Uno de los mejores amigos de Jesús era Lázaro, que vivía en Betania con sus hermanas Marta y María. Lázaro se puso muy enfermo, y entonces llamaron a Jesús. Pero como estaba lejos tardó unos días en llegar, y cuando llegó Lázaro había muerto. Su hermana Marta estaba muy triste, le dijo a Jesús: “Tenías que haber venido antes”. Pero Jesús le contestó: “Yo soy la resurrección. ¿Crees en mí? ¿Crees en la vida que yo ofrezco?” Ella le contestó que sí, que creía. 

Marta y María no paraban de llorar, muy tristes por haber perdido a su hermano. Jesús también lloraba, porque quería mucho a esa familia.

Entonces Jesús llegó a la puerta del sepulcro donde habían enterrado a Lázaro. Pidió que moviesen la piedra de la entrada, y cuando lo hicieron, gritó: “Lázaro, ven fuera”. Y entonces Lázaro apareció en la entrada, vivo de nuevo. (De “Rezando voy” Adaptación de Jn 11, 1-45)
Creí haber andado mi camino
pero un muro hermético era mi descanso.
Mis manos inertes modulan un reloj sin alma.
Cae el candelabro y lágrimas inanimadas son la cera derretida.
Retumba en la bóveda un rayo que es grito desgarrado.

Y aquí estoy a la intemperie de la noche
soportando la lluvia, la ventisca y la nieve
y hasta el viento parece una caricia de dientes y uñas.

Este sudario que es pañuelo en mis ojos
 me remite a la esperanza,
que después del silencio

vendrá la esperada palabra.