miércoles, 21 de junio de 2017

FUEGO, PAVOR Y TERROR


Torres más altas cayeron. A propósito de la Torre de Londres.

El incendio trágico de la Torre de viviendas Grenfell en Londres con más de sesenta victimas nos ha sobrecogido el corazón  y más como ocurre con demasiada frecuencia, cuando las víctimas de los incendios suelen ser gente de familias de sencilla y humilde procedencia. ¡Nunca se incendian las casas de los potentados y cuando arden todos se salvan (no quiero decir ni desear que muera nadie, rico o pobre)!  El aun más reciente colosal incendio forestal con aún más víctimas en Portugal ha incrementado más nuestro pavor. El fuego nos atrae, nos ayuda y nos asusta. Nuestros ancestros que no sabrían su por qué se aterrorizaban ante él. No en vano, los israelitas cuando querían representar la presencia terrible de Yahvé lo imaginaban en el fuego (Moisés y la zarza ardiendo, los relámpagos y rayos en el Sinaí…). Prometeo, que se hizo con el fuego, robándolo a  los dioses y entregándolo a los hombres, es nuestro gran héroe mitológico.

 El cine lo aprovecha para contar historias, desdichas y aventuras y también para montar gran espectáculo. En algunos  guiones de las películas se cuela a veces de rondón la idea del castigo divino. Como en un nuevo Babel, la soberbia  de los hombres, simbolizada en un gigantesco construcción, es destruida por un poder irrefrenable. El fuego purificador suele ser el final en las películas de terror: ha de limpiar la presencia del mal en el mundo. De ahí a la idea de un Dios castigador hay muy poco. Nada más lejos de la esencia e imagen de Dios que el Evangelio tiene. También las películas sobre los edificios gigantescos incendiados dan paso a  historias de aventura espectacular, de enormes retos humanos y sobre todo, y esto es lo mejor, a historias de valor, coraje y solidaridad. He aquí tres películas: El coloso en llamas (Estados Unidos 1974) de John Guillermin . World Trade Center (Estados Unidos, 2006) de Oliver Stone. Llamaradas (Estados Unidos 1991)  de Ron Howard.

lunes, 19 de junio de 2017

FRENOS AL PAPA FRANCISCO



Lentamente y poco a poco el papa Francisco está realizando su gran proyecto de reformar la Iglesia, algo que siempre hay que desear y realizar (“¡Ecclesia semper reformanda!”). Algunos quizá tenemos prisa, porque con su edad no puede retardarse mucho tiempo. Que Dios le dé salud y vida! Quizá la lentitud se deba también a que no le dejan y se resisten y él no quiere levantar revuelos. Cada vez más se están reagrupando alrededor de ciertos altos jerarcas, obispos, cardenales que intentan calladamente  ralentizar lo que el papa Francisco quiere: hacer una iglesia accesible, abierta, familiar y cercana al pueblo (lo que aquel buen Papa Juan XXIII comenzó).

Uno de los grandes jerarcas de la iglesia, concretamente el responsable de la Liturgia y Santas rúbricas (o sea el que tiene que controlar el modo de celebración de los sacramentos y sus ceremonias religiosas) parece empeñado en dar marcha atrás a todo lo que el Vaticano II logró en la apertura en lo que podríamos llamar el espíritu de la liturgia. Parece empeñado en cerrar puertas y ventanas de un estilo abierto en la celebración de la misa, seguramente para salir al paso de los excesos y aberraciones que algunos curas realizan. Pero esos son muy pocos, la inmensa mayoría intentan, siguiendo las normas de Roma, realizar las celebraciones con verdadero espíritu religioso y litúrgico y pastoral.

No sé si el cardenal Sarah que así se llama el Presidente del Dicasterio de Liturgia y Sagrada Rúbricas (¡toma título!) tuvo algo que ver con el cambio de “por todos los hombres” con el “por muchos” de la consagración que se nos ha impuesto. Ahora, llamado por un obispo muy conservador aquí en España, en una conferencia afirma que los sacerdotes no debemos ser tan próximos a los fieles en la liturgia, que el lenguaje que en él se usa no debe ser tan explícito… Este mismo cardenal hace unos meses se descolgó insinuando que en la misa el cura debía dar la espalda a la asamblea. Menos mal que desde más arriba de rectificaron.


Yo creo que el papa Francisco aquí, aunque parece cosa baladí, debería intervenir.

domingo, 18 de junio de 2017

YA LO PREGUNTABA PLATÓN


Camino al triunfo, camino a la virtud.

Esta pregunta de la sinrazón que hacía Platón en un ayer  de fin del siglo V  se puede hacer de nuevo a tantos jóvenes de hoy a los que sólo la eficacia de la acción, la buena remuneración de paga de sus trabajos y pasar al coro la fama que de oropel disfraza. ¿Es lo únicoque les interesa.

“Mi buen amigo, siendo ateniense, de la ciudad más grande y más prestigiada en sabiduría y poder ¿no te avergüenzas de preocuparte de cómo tendrás  las mayores riquezas y la mayor fama y los mayores honores y, en cambio, no te no te preocupas ni interesas por la inteligencia, la verdad y por cómo su alma va ser lo mejor posible?


Platón, Apología de Sócrates, en diálogos, I, Madrid -Gredos 1981 

viernes, 16 de junio de 2017

A PROPÓSITO DE IGNACIO ECHEVARRÍA, DAR LA VIDA POR LOS DEMÁS EN EL CINE



Por fortuna hay muchos hombres y mujeres de nuestro tiempo que son capaces de realizar el más grande sacrificio: entregar su vida por los otros. Los cristianos sabemos que eso es también un don, algo que se nos da como consecuencia de nuestra fe en Aquel que nos dijo “No hay mayor amor que el de aquel que da su vida por los demás”. A veces ese heroico gesto último -entregar la vida- se hace desde altos presupuestos pero otras es sencillamente la evolución y proceso de una actitud y generosa virtud que nace de la fe en aquel primer mártir que fue Jesucristo.
Naturalmente el cine ha sabido recoger este admirable y supremo gesto humano .Hay una gran lista de películas que nos lo recuerdan: algunas de ellas preciosas obras maestras del cine (“La pasión de Juana de Arco” de Carl Th. Dreyer, “Sacrificio” de Andrei Tarkovsky, “Europa 51” de Roberto Rossellini). Otras también de gran calidad artística están más cercanas a nuestro gusto y sensibilidad. Ese gesto de entrega que muchas veces aparece realizado repentinamente, siempre nace como fruto de la actitud de un corazón abierto como el de Cristo hacía los que necesitan auxilio, apoyo y ayuda. Ignacio Echevarría, el madrileño asesinado en los últimos atentados de Londres, y creyente cristiano, es el último testimonio.

Braveheart (1995) EEUU de Mel Gibson
En el siglo XIV, los escoceses viven oprimidos por los gravosos tributos y las injustas leyes impuestas por los ingleses. William Wallace es un joven escocés que regresa a su tierra después de muchos años de ausencia. Siendo un niño, toda su familia fue asesinada por los ingleses que oprime al Reino de Escocia. La rebelión contra sus crueldades lo convertirá en un líder entregado hasta la muerte por su pueblo. Película popular donde las haya, magníficamente realizada, entusiasma a todos los públicos y es un ejemplo más de un corazón bravo que se entrega por los demás.
Grand Torino. (EEUU, 2008) de Clint Eastwood
Kowalski, es un veterano de la guerra de Corea, y que vive jubilado y solitario acompañado de lo único que le gusta: su coche gran Torino de 1972. Uraño, intolerante, xenófobo va cambiando su duro corazón hasta volcarse, con sus últimas consecuencias, en la ayuda de un joven adolescente chino y su familia. Es una película maravillosa, llena de vida y como nos muestra la capacidad de conversión del ser humano hasta el sacrificio. La secuencia final, inesperada, simbólica, es una referencia a la muerte de Cristo.  
Popieluzsko (Polonia, 2009) de Rafal Wieczynski

El sacerdote católico Jerzy Popieluszko fue beatificado en 2010 por el Papa Benedicto XVI. El padre Popieluzko fue torturado y asesinado por la policía por apoyar al mundo obrero durante el régimen comunista polaco. Convertido en un mártir, su coraje y su fe arrastraron a muchos compatriotas que arriesgaron su vida en defensa de la libertad y la dignidad humana. Es una película sumamente interesante que nos habla del compromiso evangélico que lucha por la libertad y la justicia. Su narración es algo confusa, pero siempre prevalece su valiente mensaje.

jueves, 15 de junio de 2017

CASA, COBIJO, DON



“La casa es la concavidad del cobijo, de la misma manera que el cuenco formado con las manos lo es del don. El tejado de la casa se parece a la figura de las manos juntas mirando hacia abajo; las palmas serían el techo. El cuenco se hace con las manos  juntas hacia arriba. Con el cuenco se da y se ofrece; con el techo se guarda y se ampara. En el cobijo lleva al don. Se da en casa y se sale de casa para dar. Es efectivamente  la casa lo que acompaña (como condición o como intención) el don, antes que cualquier intercambio.” Pág. 45

“LA RESISTENCIA ÍNTIMA. Ensayos de una filosofía de la proximidad”. Joséf Maria Esquirol. Acantilado, Barcelona 2015

lunes, 12 de junio de 2017

LA BELLA `[Y SANTA] IGLESIA CATEDRAL DE VALENCIA.



Un amigo, creyente, ilustrado y cabal, me acaba de enviar por whatsApp esta nota de su personal impresión escrita  seguramente con cierto cabreo y más perplejidad sobre, nuestra  catedral, templo cristiano que llamamos Santa Iglesia Catedral. “Santa” porque es un lugar santificado por la presencia de lo Sagrado [Dios]  que por tanto santificada y   que ha de servir además de otras cosas, para santificarnos: casi con palabras del diccionario “Templo santificador donde está la cátedra del Obispo”. 


Este es el texto literal:
“Para reflexionar. Estoy sentado frente a la catedral. Tenía quince minutos y quería entrar a rezar un poco. He elegido la parte de la puerta que pone “Culto”. La otra es “Visitas”. Sólo he podido alcanzar un espacio de 20 m². Unos parabanes impedían el paso. Resignado, he salido y me he asomado por la otra puerta. Hay un mostrador con cuatro o cinco personas para vender  una entrada. Me he acordado del pasaje del Evangelio de los mercaderes a la puerta del templo. Rezaré desde aquí”.

jueves, 8 de junio de 2017

CORRECCIÓN, PRUDENCIA Y TOLERANCIA

¿Quién no está cansado de tener que ser moderadamente reservado en sus ponderaciones o en sus conversaciones? Cuántas veces tenemos que moRdernos la lengua para no expresar lo que puede molestar a más de uno simplemente porque ése mismo no sabe aceptar la diversidad? Precisamente ése que tiene que estar callado es el que menos utiliza la tolerancia.

Harto estoy de ser políticamente correcto cuando hay tanta gente que ni siquiera piensa lo que debiera estar callando. Quizá, a más de uno -y a mí el primero- le falte osadía y valor para romper muchos platos. Porque ¿de qué sirven estos platos limpios y enteros si no sirven para nada?

"Es mejor equivocarte siguiendo tu propio camino que tener razón siguiendo el camino del otro". No lo digo yo, lo escribió Fedor Dostoyevski. ¿Autoriza esto, hoy y aquí, y desde el altavoz de las redes sociales, a quitarse el bozal tanta gente para gruñir y proferir sus ladridos?

martes, 6 de junio de 2017

PABLO VI Y LA EXCLUSIVIDAD DE LOS PASTORES



¡Pablo VI, ese desconocido que sigue necesitando ser descubierto!

A veces parece que uno descubra el mediterráneo. Y hay que recordarlo a muchos que teniéndolo tan cerca, aún no lo han descubierto. Es lo que pasa con el Papa Pablo Sexto, un pontífice al que todo el mundo le reconoce enormes méritos dentro de la iglesia pero que nadie sabe por qué se le conoce. Leí hace unos meses una antología de textos escogidos de Pablo VI titulado “Un hombre como nosotros” de ediciones Cristiandad. Son escritos muchos de ellos de tipo privado que han sido recogidos y cuya lectura ha provocado una verdadera admiración hacía este hombre que cuyo pontificado, entre el breve e intenso de Juan XXIII y el prolongado de  Juan Pablo II, quedó en cierta manera eclipsado.

Leí pues allí un texto escrito en 1931, cuando tenía treinta y cuatro años de edad y doce de sacerdote: unas notas de propuestas espirituales de su vida como sacerdote: “Debo mirar con esmero que educación espiritual esté presidida por la sencillez de los dogmas fundamentales de la fe y por la armonía de la constitución unitaria de la Iglesia, bastando y excediendo a mi piedad, para ser viva y veraz, la fortuna de pertenecer simple, pero directamente, al séquito de Cristo y de participar mediante la adhesión a su cuerpo místico, en sus méritos, en su historia, en su gloria” (página 34).


Me llamó la atención estas palabras porque indica la voluntad del que  después sería Papa, de ser un sacerdote “no especializado”, es decir, de no enrolarse en exclusiva en ningún movimiento, institución, grupo especializado de la iglesia. Hoy en ésta hay muchos curas que en vez de llevar una pastoral abierta e inclusiva, que atienda a todos los cristianos, andan especializados casi en exclusiva sólo para ciertos movimientos eclesiales.

domingo, 4 de junio de 2017

HOY, ¡PENTECOSTÉS!



Aquella noche, los amigos de Jesús estaban en casa. Y estaban con las puertas y ventanas cerradas, porque tenían miedo de que los judíos los persiguiesen a ellos también. Entonces apareció Jesús, en medio de ellos, y solo les dijo: “Paz a vosotros”. Y les enseñó las manos y el costado. Así podían ver las heridas de la cruz, y se daban cuenta de que era el mismo Jesús, porque no era fácil reconocerlo. Se pusieron contentísimos. Jesús siguió hablando y les dijo: “Paz con vosotros. Como el Padre me envió, así yo os envío a vosotros”. Y añadió: “Recibid el Espíritu Santo, y a quienes perdonéis los pecados, les quedan perdonados. A quienes se los retengáis, les quedan retenidos”. Y así les estaba encargando continuar con su misión en este mundo.

Himno de Pentecostés

Ven, Espíritu Creador, visita las almas de tus fieles y llena de gracia los corazones, que Tú mismo creaste. Tú eres nuestro Consuelo, don de Dios Altísimo, fuente viva, fuego, caridad y espiritual unción. Tú derramas sobre nosotros los siete dones; Tú, el dedo de la mano de Dios; Tú, el prometido del Padre; Tú, que pones en nuestros labios los tesoros de tu palabra. Enciende con tu luz nuestros sentidos; infunde tu amor en nuestros corazones; y, con tu perpetuo auxilio, fortalece nuestra débil carne. Aleja de nosotros al enemigo, danos pronto la paz, sé Tú mismo nuestro guía, y bajo tu dirección, evitaremos todo lo malo. Que por Ti conozcamos al Padre, y también al Hijo; y que en Ti creamos en todo tiempo.

(a partir de una plegaria de Rabanus Maurus, siglo IX)

sábado, 3 de junio de 2017

TRES MOMENTOS MÁS DE MI PRIMAVERA

 Continúo con los recuerdos recientes de esta Primavera:

En un valle precioso del Pirineo Navarro.







Por el valle de Roncal

¡Muy cerca! atardecer desde los Montes de Olocau



viernes, 2 de junio de 2017

REALIDAD, OPINIÓN, POSVERDAD



REALIDAD, OPINION, POSVERDAD
Por mor de los medios de comunicación y el uso cotidiano de las redes sociales, cada vez nos andamos habituando a recibir mensajes donde la verdad brilla por su ausencia. En vez de transmitir una realidad contrastada e investigada, recibimos opiniones que pueden ser verdades filtradas y manipuladas y convertidas en meras opiniones cuando no embustes colosales. Hemos perdido además ese espíritu meramente crítico que al menos podía filtrar esos  bulos y mentiras. ¡lo he visto en la televisión!, dicen algunos como garantía de realidad irrefutable.

El otro día vi la película “Negación” que precisamente habla de esto. El caso, aunque en el fondo sea lo mismo, versaba sobre la negación por parte de un escritor filonazi y entusiasta de Hitler, de la existencia del Holocausto judío, de los hornos crematorios, de los campos de concentración. Escribió sin argumentos fehacientes contra lo que se investigaba en un libro muy bien documentado sobre estas terribles y trágicas cuestiones. La película entonces no hablaba del espanto del exterminio genocida, sino de cómo la verdad queda muchas veces convertida en mera opinión, y cómo veces ésta prevalece sobre aquella.

Machado decía: “¿Tu verdad? No, la verdad y vamos los dos a buscarla”. La  verdad es única, inagotable, inabarcable, aunque tenga muchas caras. Saber desde qué punto se mira, ayuda a aprehenderla y comprenderla. En los tiempos de la posverdad, hay que estar vigilantes para que no nos den gato por liebre.

La película se titula “Negación” (“Denial”. GB,2016),  dirigida por de Mick Jackson y está ahora en las carteleras de estreno.

jueves, 1 de junio de 2017

Pasó Mayo, acabando la Primavera.

Hoy hemos inaugurado el mes de junio y la primavera anda ya siendo desplazada por los primeros calores del verano cercano. Aquí, en unas cuantas fotos se describen, con gozo íntimo, la belleza y alegría con que la he vivido.


En las afueras de Llìria (no hace falta irse lejos para disfrutar de la Primavera)


El Bisaurín, al atardecer. (Valle de Echo)


Empezando el Camino de Santiago en Roncesvalles.


Mi amigo Alejandro, Ernest Heminway y yo en el Café Iruña


 El mastín y sus ovejas ya esquiladas para el verano...
                                                ... y una guardería vacuna.